Autores

Entrevista

Sara.ParisSara ROUSSEL es autora del libro Cuaderno del Reencuentro. Con este libro la Editorial Poesía eres tú hace modificaciones de forma en su colección Poesía eres tú, Sara encarna el espíritu de joven promesa de dicha colección.

P.-Cuaderno del reencuentro, es un título muy bueno para un libro. ¿Es de verdad un reencuentro con la poesía?

R.- Bueno, empecé a escribir en la adolescencia, supongo que como una forma más espontánea que escribir diarios. Sin embargo, hubo un tiempo en que viví demasiadas historias y de una manera muy rápida, que me hicieron separarme de la poesía, para simplemente vivirlas. Y, de pronto, un día, muchos años después, casi una década en que parecía que aquello había quedado en el olvido, el sentarse, pintar las páginas, expresar sentimientos, visiones y sensaciones, volvió a llegar. Espero que para quedarse.

P.-En tu libro encontramos algunos poemas dedicados a autores muy conocidos como Machado, Gamoneda, Lorca.  ¿Han influido dichos poetas en tu poesía?

R.- ¡Cómo no! Inevitablemente escribir poesías te lleva a buscar libros de poesía, a investigar cómo otros llegaron al mismo punto que una situación, un pensamiento te provocan. Y, de hecho, sus lecturas hacen que sean una referencia para poder expresar aquello que he vivido. Una forma de empezar un poema. Cuando volví a sentarme para escribir, descubrí a Antonio Gamoneda. Fue un encontronazo atronador. La cercanía por las palabras del Norte que usa, las imágenes tan desconcertantes que le produce la vida, y los temas en los que centra sus canciones, especialmente sus cantos a la libertad. Hubo una que me turbó especialmente: “Malos recuerdos”, que habla de la crueldad de los juegos infantiles y de la vergüenza que desde entonces le acompaña.

P.- Tu poesía es una poesía muy pasional y encontramos en ella un uso extraordinario de la metáfora. ¿Son las experiencias personales necesarias para escribir tu poesía?

R.- Siempre. No creo que sea capaz de escribir sobre algo que no haya sentido, con los ojos, con las manos, con los oídos… Forma parte de la percepción que tengo de mi propio yo, tan temporal, y tan pequeño en esta vida. Las lecturas, los viajes, la libertad, los montes.

P.- Tienes problemas auditivos que has subsanado gracias a un implante coclear ¿Crees que esté hecho ha podido influir en la riqueza de tu mundo interior que se ve reflejada en tus poemas?

R.- Es posible. Supongo que tengo una capacidad más fácil para abstraerme del ruido. Además, desde siempre, una forma de abstraerme era devorando los libros que caían por mis manos. Tantos mundos paralelos ajenos acaban por hacer que yo misma me haga un mundo paralelo en cada poema.

P.- Cada vez son más los autores que piensan que es necesaria o imprescindible la lectura para escribir un buen poema. ¿Forma parte la lectura de tu desarrollo como poeta?

R.- Si soy capaz de escribir, de turbar, de emocionar ha venido producido inevitablemente por todo lo que he leído (y por todo lo que me queda por leer). El vocabulario se torna más rico, y se alcanza mayor precisión en los matices con los giros, las metáforas, una frase que has leído y que te engrandece el alma y haces por amplificarla, por extenderla hasta donde tus sensaciones te alcancen. Lecturas que pueden ir desde un ensayo sobre temas específicos, hasta una novela de misterio. Siempre es necesaria la ayuda de otros que ya han arado el mismo surco. El cine, que es ahora la gran máquina de las ilusiones, la música…

Pero, también creo que no es lo único. La vida, siendo libre de espíritu y de pensamiento, es el motor de la poesía: lo que duele, lo que cuesta, lo que llena. Es ella la que nos desarrolla como personas y, en mi caso, también como poeta.

P.- Para terminar dinos cuales han sido los autores y los libros que más han influido en tu poesía. ¿Cuál de ellos recomendarías al público?

R.- En general, todos aquellos que son un canto a la libertad, al respeto de las personas, de su singularidad. Especial influencia han tenido Ángel González, Mario Benedetti, el gran Pablo Neruda, Luis Cernuda, el magnífico Antonio Machado, qué haría sin él, directamente, pues me han sido de mucha ayuda, por marcarme un camino que a menudo no sabía ni cómo empezar a recorrer. Pero también otros autores, a los que he subrayado muchas frases: Stephan Zweig, Paul Auster, Martin Amis, Eduardo Mendoza, Luis Mateo Díez, Javier Reverte, André Malraux, Amin Maalouf, Norman Mailer, Don DeLillo, Fernando Savater, Marguerite Yourcenar. En cuanto a libros, ¡es tan difícil hacer una selección entre todos ellos! Los más recientes e impactantes han sido Vida y Destino, de Vasili Grossman, El dios de las pequeñas cosas, de Arundhati Roy y El caso Aldo Moro, de Leonardo Sciascia.

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online