Acerca de

Salustiano Maso

Salustiano Masó nació en Alcalá de Henares en 1923. Puede incluírsele, por tanto, entre los denominados “niños de la guerra”, con todas las agravantes que huelga mencionar. Es y fue siempre autodidacta, y ejerce actualmente la profesión de traductor “free-lance”. Publicó su primer poemario (Contemplación y aventura, accésit Adonáis) en 1957. En 1960 obtuvo otro “accésit Adonáis” con Historia de un tiempo futuro. Fue Premio Guipúzcoa en 1962 con Jaque mate, publicado en San Sebastián. Otros títulos posteriores son La pared, Canto para la muerte, Como un hombre de tantos, La música y el recuerdo, Piedra de escándalo, todos ellos con diversos premios o distinciones que permitieron su publicación más o menos precaria en la década de los sesenta. Ya en los setenta da a la imprenta Coro concertado, La bramadera, Pentagrama sin pájaros, Amor y viceversa, Ejercicios de contrapunto, Una vasta elegía, Canción de lo tachado, Unas palabras donde vivir, casi todos con galardones o distinciones que posibilitaron su edición. Al filo de los ochenta, Así es Babilonia (Premio Miguel Hernández, Orihuela) y las glosas del oscuro (Premio Ciudad de Badajoz), y en 1986 el Premio Ciudad de Irúo Don fábula, publicado en San Sebastián. Poesía escogida (El Bardo 1983), Obra rememorada (Libertarias-Prodhufi 1991) y Clamor a fondo perdido (Libertarias­Prodhufi 1995) son tres antologías de varia extensión que recogen lo más destacado en su obra. En su faceta de traductor, Salustiano Masó obtuvo en 1993 el Premio Mundial Natthorst-Unesco por el conjunto de su obra como traductor literario.