fotoroberto

Roberto González de Cuenca (Madrid, 1968). Filólogo y escritor, ejerce como profesor de Francés y preparador de exámenes oficiales en la Comunidad de Madrid. Fue profesor de Español en Francia y cursó sus estudios en el Liceo Francés de Madrid. Licenciado en Filología Francesa por la Universidad Complutense de Madrid. Finalista del Certamen Literario del Libro Deportivo del Diario Marca en 2006, obtuvo el accésit del Consejo Superior de Deportes de manos de Jaime Lissavetzsky con su novela histórica Las Tres Astillas editada por ECU en el mismo año. Ganador del Concurso 20 Blogs en Versión Original de la revista 20 Minutos en 2009 con su bitácora El Blog del Profe de Francés (www.elprofedefrances.com) donde entre otras actividades, organiza concursos de poesía. Fue actor de teatro y jugador de fútbol del Mennecy F.C. de París, deporte que no dejará de practicar hasta que sus huesos se lo impidan.

Entrevistas

Entrevista a Roberto Gonzalez de Cuenca en la Revista Escuela (24 de Mayo de 2011 por MARTÍN SÁEZ)

ROBERTO GONZÁLEZ DE CUENCA
“La literatura jugará un papel esencial
en la maquinaria de las sensibilidades

Perfil:Roberto González de Cuenca
(Madrid, 1968). Filólogo
y escritor, ejerce como
profesor de Francés en un IES de
Alcalá de Henares y como preparador
de exámenes ofi ciales en la Comunidad
de Madrid. Fue profesor
de Español en Francia. Licenciado
en Filología Francesa por la Universidad
Complutense de Madrid.
Finalista del Certamen Literario del
Libro Deportivo del Diario Marca en
2006, obtuvo el accésit del Consejo
Superior de Deportes con su
novela histórica Las Tres Astillas.
Ganador del Concurso “20 Blogs”
del periódico 20 Minutos en 2009
con su bitácora El Blog del Profe de
Francés, donde entre otras actividades,
organiza concursos de poesía.
Su último libro es un poemario,
El padre que escupía sonetos en un
periódico (Poesía eres tú).

¿Cómo surgió la idea de escribir un poemario desde la indignación?
Al principio fue un tímido susurro existencialista. El soneto más antiguo del poemario nació hace 30 años de la sensibilidad de un adolescente que en plena Movida decidió protestar a su manera. El resto goteó a lo largo de los años sobre los tejados rotos de la clase política y los falsos valores de ciertas comunidades, tal vez porque
se sintiera desamparado en un caminar hipócrita. El chaval evolucionó, y frente a la adversidad y las injusticias sociales combatió con sonetos de protesta alternándolos con una variedad
de sentimientos. Y así el chico se hizo padre y las espadas se desenvainaron por el futuro de su especie. Cuando las primaveras se volvieron a rebelar, decidió entonces dar luz a su poesía.
Pensó que ya tenía sentido. La saboreó y la escupió con provocación en un periódico ficticio reivindicando un mundo mejor para las nuevas generaciones.
Esta es la historia de un sonetero convertido en periódico desde la
indignación.
¿Corren malos tiempos para la lírica?
Sí, pero también parece inmortal.
La poesía existirá siempre que existamos nosotros. Viajará y regresará con los mismos valores, tomando el testigo que le corresponde. Jamás ha muerto y es mucho más antigua que los milenios.
En tiempos de crisis la literatura comenzará a posicionarse y jugará
como siempre un papel esencial en la maquinaria de las sensibilidades, en las herramientas de un cambio que hoy se reivindica a gritos.

Afirmaba que la poesía es un lenguaje incómodo para los gobernantes. ¿Considera que se han sustanciado con actuaciones
concretas los movimientos del 15-M? ¿Queda mucho camino por recorrer?
En un continente sistematizado por el egoísmo del euro y manipulado por un cuarto poder corporativista y una clase política profesionalizada, es lógico pensar que este movimiento tardará en arrancar y mucho más en alcanzar su consolidación. Pero el germen
ya está creado y ha tenido mucha repercusión. Engendrado por una
primavera árabe y una juventud europea que paró el tiempo con el reloj de la Puerta del Sol, el movimiento ya no solo se llama 15-M, también tiene otro nombre frente a Wall Street y en Londres, en Berlín, en París, en muchos sitios de todos los continentes…
Han sido muchas las reacciones en cadena por toda la geografía mundial.
Se está empezando a formar una pirámide de reivindicaciones multiculturales con el mismo fin, exigir un
cambio inmediato para las políticas económicas. De hecho, ya están haciendo un efecto considerable. Están sonrojando a mucha gente y desnudando muchos secretos cuyos portadores están cambiando su manera de proceder. Sus mimbres han convocado a cientos de miles de personas y creo que eso no deberíamos ningunearlo.
Con lo cual pienso que ha nacido una estrella que evolucionará según transcurran los tiempos, pero estoy convencido de que ya nunca desaparecerá, se llame como se llame. Puede quedarse como bocina de alarma social para la movilización o convertirse en un proyecto mucho más amplio.
Lo que es cierto es que se ha convertido en un arma muy poderosa para el pueblo que rechaza a la clase política sin dejar de hacer política.
La poesía es un arma cargada de futuro como decía Gabriel Celaya. ¿Qué horizonte vislumbra para nuestros adolescentes?
Otro verso de Celaya en sus Cantos Íberos, dice: “Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que, lavándose las manos, se desentienden y evaden…”. Nuestros adolescentes están aprendiendo que, en una sociedad de todos y para todos, uno no se puede quedar quieto lavándose las manos. Están siendo testigos de que quienes les hemos antecedido estamos protestando ahora
acaloradamente por haber estado demasiado tiempo callados, por haber permitido el pillaje y la corrupción, por haber contemplado los abusos sin decir nada. Se están dando cuenta de lo ridículo que es volver a votar a un corrupto, de la incompetencia política
y de la porquería que les ponemos en el televisor. Van a aprender sin duda de todo esto. Hay que hacerles ver también que sus estudios, más que un proyecto de vida, tienen una finalidad esencial: la de no ser un ignorante más del rebaño manejado y explotado por unos pocos. Sería muy negativo y muy poco inteligente presentarles un futuro cargado de puertas cerradas, cuando poseen todas las llaves del conocimiento para abrirlas y vislumbrar un horizonte de progreso y felicidad.
Recuerda con cariño sus años escolares con un profesor que abría puertas a la imaginación y a la motivación. ¿Qué importancia como docente le da en sus clases a impulsar a sus alumnos en tales valores?
Mucha. Suelo utilizar la imaginación y la expresividad de mis alumnos.
Les involucro en el proyecto y organizamos concursos de cómics, poesía y, sobre todo, intento enseñarles desde muy jóvenes a hablar en público con la pronunciación más correcta. Sin duda aquel profesor y muchos otros me enseñaron que una materia es
mucho más bella cuando se la enriquece con aspectos de otra índole. De vez en cuando, intento traerles algún famoso de la civilización francesa para que le entrevisten y descubran que se trata de una persona de carne y hueso que les viene a contar el secreto de su
trayectoria profesional.
¿Qué balance nos puede hacer de su bitácora El Blog del Profe de Francés?
Muy positivo. Desde que fue premiada por un concurso internacional, se han multiplicado las visitas, está siendo referenciada en muchos blogs de institutos y universidades; y, lo más importante de todo, está sirviendo como herramienta para alumnos que aprenden Francés y profesores que recogen
ideas para sus clases.
¿Le parece que gran parte de la resistencia pacífica y del cambio se encuentra a veces en las redes sociales?
Sobre todo porque han desenmascarado la manipulación informativa.
En la tele te contaban y te enseñaban algo y hoy, en las redes sociales, aprecias cómo realmente ocurren las noticias. Lo curioso es que los medios de comunicación siguen contándote milongas censurando imágenes y voces, cuando ya llevamos por lo menos
un lustro con todas las posibilidades para contrastar correctamente la noticia y redescubrir que nos mienten.
El encanto de esta herramienta radica sobre todo en la capacidad de convocatoria para fines sin etiqueta política.
Cuando ocurre eso, muchos responsables se ponen nerviosos y actúan con torpeza.
¿Además de sus colores futboleros se sigue enfundando la camiseta verde?
Sí. Me siento muy comprometido por el futuro de mis alumnos y de
mi hija, y por ellos seguiré luchando para que nadie hurte la calidad de su porvenir. De hecho, pienso que todo el mundo debería hacerlo. Yo de momento, lo hago con sonetos…

 

 

 

Entrevista Revista Poesía eres tú (5 de Enero de 2012)

Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha

 

1-     ¿Cómo nace la idea de este libro?

 

En principio se trataba de una recopilación de gritos de indignación en forma de sonetos que estaban guardados en un cajón del ordenador sin dejar de reproducirse. Sin duda, el movimiento social en España durante los meses de mayo y junio de 2011, hizo que me decidiera a darles luz como la aparición de un periódico poético. Excepto un soneto que lo escribí con 15 años y he querido que apareciese en la obra, el resto llegaron a raíz del nacimiento de mi hija como los gritos de protesta de un padre preocupado por el futuro rasgado e injusto que van a heredar nuestros vástagos.

 

2-     ¿Por qué decidiste estructurarlo como las secciones de un periódico?

 

Porque principalmente se apuntan a tres estadios como culpables directos del deterioro y la regresión de nuestra tierra: el poder político, el poder económico y el poder mediático, los medios de comunicación. Con lo cual, quise ejercer la crítica en el terreno del cuarto poder (que no deja de ser nuestro también) y el espacio más simbólico para ello consideré que era un periódico. Me permitía también agregar imágenes para ilustrar los sonetos con frases del pueblo, de gente desconocida que dejaba sus mensajes anónimos en la Puerta del Sol durante la primavera del 2011 y que fotografíe para demostrar que en gran parte, decían lo mismo que expreso en mi poesía.

 

3-     ¿Crees que aún queda hueco en el panorama poético actual de España para la poesía social? ¿Crees que hay demanda?

 

La poesía social nació en los años 50 frente a la dictadura franquista cuando lo herméticamente cerrado comenzaba a quebrarse levemente con los gritos de indignación y libertad de unos pocos. Ahora existe una nueva dictadura, la de los mercados continuamente camuflada por la política y los medios. Con lo cual, no hay duda de su razón de ser. Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Despertar a ese colectivo pasivo y tan dañino cuyos valores son el “paso de todo” o el “no es mi problema”… Creo que los que todavía nos sentimos conmovidos por las desgracias y las fortunas de los demás, los que consideramos que la solidaridad es un bien necesario para el futuro de una nación, estamos en la obligación de prevenir a nuestros congéneres que unos pocos se quieren quedar con los bienes de muchos otros, entre otras cosas debido al mutismo de la gente. En mi caso, protesto y grito, y lo hago por medio de sonetos.

Imagino que la demanda se incrementará como consecuencia de la veracidad de lo que expresamos y de los nuevos atropellos de quienes denunciamos. Tarde o temprano, el tiempo dará la razón a quien la tiene. Y si la coherencia triunfa seguirá siendo un testimonio de cómo la literatura puede ser un arma contra los poderes fácticos.

 

4-     ¿Cómo crees que envejecerá este libro? ¿No temes que una vez pasada “la actualidad” que lo motiva sea más difícil su lectura?

 

Creo que el libro no es una obra de actualidad sino de valores y de reivindicaciones.  El día que pensemos que los valores no existen y que no hay hueco para la disconformidad, entonces seguramente no existiremos, ni siquiera la inmortalidad de la que gozan los libros de hoy en día tendría sentido. Estoy seguro que  Saint Éxupéry escribió el Principito (Le Petit Prince) en plena guerra mundial pensando que los valores de su obra podían ser eternos. No hay más que volver a leer ese libro para descubrir lo vigentes que son sus mensajes setenta años después. Ahora bien, cada libro es una historia, como nosotros mismos, las personas, y cada cual envejece a su manera.

 

5-     El 15M fue un movimiento que despertó muchas pasiones: ¿Cómo crees que va a afectar a la poesía? ¿Crees que tendrá incidencia?

 

Pues sin ir más lejos servidor se sintió conmovido por ese movimiento y utilizó esa pasión para convertirla en poesía. Dudo que sea el primer paso, estoy convencido que muchos otros poetas lo habrán hecho antes. También he visto muchas composiciones posteriores en la red. Se está viendo en muchos otros relatos y en muchas otras manifestaciones artísticas. El mundo del arte empieza a dar su versión sobre una cruda realidad que nos han estado escondiendo durante muchos años, principalmente la del deterioro de nuestro futuro y nuestra calidad de vida.

 

6-     ¿No temes que se te tache de oportunista por presentar un libro así cuando el 15M es aún un movimiento en auge?

 

Ya he explicado antes que los compuse a raíz del nacimiento de mi hija, hace más de cinco años, aunque cierto es que el movimiento hizo que les diera salida. Pienso además que los autores literarios que escriben a la primera persona no dejan nunca de ser cronistas de su propia realidad. Con lo cual, si se quiere considerar oportunista al que transmite actualidad por medio de palabras, que se considere, pero que nadie lo borre por si el mensaje sigue siendo valioso.

 

7-     Estilísticamente, ¿por qué elegiste sonetos? ¿Qué te aporta esa estructura?

 

Desde que un profesor de literatura me enseño con 12 años a hacer sonetos por medio de Lope de Vega y su Violante, me vi conquistado por la estructura de su métrica y por la rapidez de su ritmo. También el propio vocablo me suena muy bien y me gusta. Siempre han estado presentes para la historia de nuestra literatura y para mí con Alberti, Miguel Hernández, Machado, Lorca, Baudelaire y todos los clásicos. En todos ellos descubres uno o varios mensajes rotundos por medio de sus sonetos. Desde muy joven, principalmente he escrito sonetos y con rotundidad y ahora redundancia he querido incluirlos en El Padre que escupía Sonetos en un Periódico.

 

8-     ¿Qué otras influencias has tenido a la hora de escribir este libro?

 

La de mi mujer que siempre me animó para dar luz a mi poesía.

Autores en Club de poesía