Biografia de poetas

POETAS DEL SIGLO XIX

FRANCISCO PÉREZ GUILLÉN

Nació en Jumilla el año 1839. Hijo de D. Francisco Pérez Herrero y de Dª Isabel Guillén Tomás.
Realizó estudios de Magisterio.
Fue Diputado a Cortes por el partido liberal en las Constituyentes de 1873 y Director de la Escuela Normal de Murcia. Murió en esta ciudad el año 1916.

Casi toda su obra poética se ha perdido. A él pertenece el madrigal LA MARIPOSA Y YO, de gran ternura y delicadeza. Según tradición conservada en su propia familia, tal composición la improvisó en una tertulia de escritores, de la que formaba parte D. Ramón  de  Campoamor, saliendo vencedora del concursillo que celebraron una noche los componentes de dicha tertulia.

JUAN MANUEL PÉREZ GUTIERREZ. (PBRO).

Nació en Jumilla el día 29 de Diciembre de 1851. Hijo del médico D. José Pérez Herrero y su esposa Dª Isabel Gutiérrez  Rodríguez.  Estudió la carrera eclesiástica en el Seminario Conciliar de San Fulgencio de Murcia, recibiendo el orden del Presbiterado el año 1873.

Licenciado en Filosofía y Letras y Doctor en Sagrada Teología, fue desde el año 1873 al 1881 director del Colegio de Segunda Enseñanza de Jumilla, en el que tuvo entre sus alumnos al destacado poeta y médico D. Martín Guardiola Molina.

El 5 de agosto de 1881 recibió el nombramiento de Cura Ecónomo de la Parroquia del Salvador de Jumilla, cargo que desempeñó hasta el año 1885. Por su actuación entregada y generosa en la epidemia de cólera del verano de 1885 en Jumilla, fue nombrado Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica. En Octubre de dicho año obtuvo por oposición la Cátedra de Teología del Seminario de San Fulgencio, desempeñándola juntamente con el cargo de Vice-rector hasta el mes de Junio de 1888 en que fue nombrado Cura de la Parroquia de Santo Domingo, de Mula.

En el 1 de Septiembre de 1892 fue nombrado Cura propio y Arcipreste de la Iglesia de Santa María de Gracia, de Cartagena, cargo que desempeñó hasta su muerte ocurrida el 11 de Mayo de 1917.

SEBASTIÁN CUTILLAS CUTILLAS

Nació en Jumilla el 11 de Abril de 1858. Hizo los estudios de bachillerato bajo la dirección del presbítero D. Juan Manuel Pérez Gutiérrez, obteniendo el título de Bachiller en Artes en Junio del año 1874 en el Instituto de Murcia.

Habiendo realizado los estudios de Agrimensor, su afán de superación le llevó a simultanear su trabajo con la carrera del Notariado, que terminó en Valencia en Junio de 1881.

Desde Marzo de 1891 desempeñó la Notaría de Mazarrón hasta su muerte.

Su capacidad y competencia le valieron el título de Socio Corresponsal de la Comisión de Monumentos históricos y artísticos. En Octubre de 1886 publicó un notabilísimo informe titulado Impugnación sobre la venta de nuestros montes, en el que expone los fundamentos del derecho indiscutible que Jumilla tiene al disfrute comunal de sus montes.

Autor de excelentes páginas sobre geografía y geología de Jumilla, redactó en 1891 una Memoria sobre la conveniencia de construir un ferrocarril de ancho normal que enlazase Andalucía con Levante a través de nuestra comarca.

Integrado en el grupo de poetas y escritores de su época, colaboró en las publicaciones locales.
Fue el iniciador de los Juegos Florales en Jumilla que tanto impulso dieron a las inquietudes literarias en las últimas décadas del siglo XIX.


BARTOLOMÉ GUILLÉN MOLINA

Nace en Jumilla en 1858. Hijo de D. Vicente Guillén Tomás y de su esposa Dª Severa Molina Ramírez. Estudió Perito Mercantil.

De gran simpatía y amabilidad, desde muy joven estuvo al frente de los negocios familiares.

Formaba parte del grupo fundador de El Pandero, del que fue redactor. Junto con su amigo D. Pedro  Jiménez López fue autor de un juguete cómico en verso titulado EL TELÉGRAFO.
Muere prematuramente el 18 de Octubre de 1887 a los 29 años de edad.

JOSÉ TOMÁS PÉREZ.  (PBRO)

Nacido en Jumilla, realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario de Murcia. Obtuvo el doctorado en Sagrada Teología.

Ordenado sacerdote, fue nombrado en 1889 Vicerrector del Seminario de San Fulgencio. En 1899 ganó en propiedad el curato de la Parroquia de San Nicolás de Murcia, cargo que desempeño hasta 1925. Marchó a Jaca como sacerdote de confianza del Obispo D. Francisco Frutos Valiente, quien le nombró canónigo dignidad de Arcipreste de aquella Catedral. Al ser trasladado el Obispo Frutos a la diócesis de Salamanca, regresó a Murcia donde residió hasta su muerte.

Hombre de profunda formación humanística, su juicio era muy valorado, por lo que formó parte del Jurado en los Juegos Florales de Jumilla. Escribió sus versos con idéntica soltura en latín y castellano. Orador muy estimado. Su sencillez y humildad personal nos han privado de la publicación de la mayor parte de su obra.

De su época de estudiante es la Oda a Santo Tomás de Aquino que se ha encontrado en una antigua publicación del Seminario fulgentino.

MARTÍN GUARDIOLA MOLINA

El 25 de Julio de 1860 nace este ilustre jumillano que había de ser orgullo de nuestra producción poética. Estudia bachillerato en el colegio que en aquella época dirigía en Jumilla el Presbítero D. Juan Manuel Pérez Gutiérrez. Licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia en el año 1886.

En 1883 publica sus primicias literarias. El poema titulado Un Amor, es  ya casi la definición de lo que sería su sentir poético. La inspiración en Martín Guardiola nace de sus vivencias familiares, religiosas, nacionales, desde la meditación filosófica trascendente al pequeño rasgo de la vida familiar y al itinerario de su vivir cotidiano.

Los años consecutivos de 1888 y 1889 lo colocan en el más alto nivel poético al concedérsele la Flor Natural y otro primer premio en Jumilla en Agosto de 1888 y 1889 por sus composiciones Quejas y El Canto del Amor. Como obra cumbre y en póstumo homenaje los Sres. D. Juan Antonio y D. Emilio Vilomara editaron en dos tomitos sus mejores poemas bajo el título De la sombra a la luz. Otro libro publicado en 1904 con el título Traducción de los Amores de Ovidio mereció los más encendidos elogios de la crítica.

A su muerte, publicaba Francisco Bautista Monserrat en sus Artículos Literarios (año 1896) un juicio sobre la obra de este poeta  en el que afirmaba: “En la plenitud de su vida e en la plenitud de su talento, consumidas por larga dolencia sus energías físicas, bajaba en Jumilla al sepulcro, a la edad de 37 años Martín Guardiola Molina, médico ilustrado y poeta de enérgica fibra, varonil inspiración y extraordinarios alientos…Guardiola era de la madera de los grandes poetas…Las poesías que de Guardiola conocemos, si por la forma halagan y seducen, por el fondo convidan a la reflexión…Son a la vez la obra bella y artística y la labor meditada del pensador filósofo. Cualidades muy difíciles de armonizar, sin perjuicio del pensamiento ni de la expresión, como con feliz acierto y rara fortuna él las armoniza…Lástima que una muerte prematura haya hecho enmudecer para siempre lira de tan armoniosas cuerdas, arpa de tan inspirados sones”


AVELINA COLÓN GUTIÉRREZ

Nació en Jumilla. Hija de José Colón y Ramona Gutiérrez.

De gran ingenio y sensibilidad naturales. No llegó a realizar estudios universitarios.

Su talento e inspiración la llevaron a la creación poética, participando en los Juegos Florales de 1888. Obtuvo mención honorífica con la composición titulada AL MUNDO.

JUAN ANTONIO VILOMARA GUTIÉRREZ

Nació en Jumilla el año 865. Hijo de José Oriol Vilomara y Rosario Gutiérrez.

Por ambiente familiar se vio vinculado desde siempre a las inquietudes literarias. Conocida es la aportación de la familia Vilomara a la publicación de textos jumillanos literarios e históricos.

Cultivó especialmente el lenguaje popular jumillano tanto en prosa como en verso. Parte de sus trabajos fueron editados en su opúsculo titulado COSAS DE GRIGORIO PAJIQUIAS.

GUMERSINDO JIMÉNEZ JIMÉNEZ

Nació en Jumilla el 7 de Febrero del año 1850. Hizo sus primeros estudios de latín bajo la dirección del sacerdote D. José Guardiola y el resto, hasta terminar el bachillerato lo realizó en el Instituto de Murcia. Marchó después a Valencia en cuya Universidad estudió la carrera de Medicina y Cirugía, licenciándose en Junio de 1870.

Durante estos primeros años de su vida compartió sus estudios con sus aficiones artísticas y literarias. Los difíciles estudios de Anatomía y las tristes realidades de la Clínica no fueron obstáculo para que en su espíritu se hermanaran los conocimientos científicos de su profesión con sus inquietudes artísticas. Al mismo tiempo que la poesía, cultivó otras bellas artes como la pintura, en la que descolló notablemente, produciendo obras de gran originalidad. Singular dibujante, se mostró como hábil caricaturista. En los periódicos de la Provincia y en El Pandero hay buena prueba de estas aficiones.

Pero donde destacó Don Gumersindo fue como poeta. Las corrientes literarias de aquellos tiempos influyeron, naturalmente, en sus obras, apareciendo unas veces tierno y delicado como Bécquer, otras escéptico y rebelde como Espronceda y otras filosófico y amargo como Campoamor. Aunque fue un poeta fecundo, produciendo muchas composiciones en formas y estilos tan complejos, hemos de reconocer que en todos sus trabajos existe el sello característico del autor, imprimiendo en ellos la nota subjetiva y peculiar de su temperamento y de su inspiración.

La mayor parte de sus composiciones poéticas las escribió durante sus estudios, publicándolas después de terminar la carrera con el título de Ecos Perdidos, en el año 1873. En esta obra une D. Gumersindo las dos facetas de su vena poética: por un lado se muestra sentimental, tierno y creyente; por otro, con fino sentido irónico, se ríe de la credulidad y llora de desesperación. Utilizó para firmar sus escritos el pseudónimo de “Ginés Dumor” (anagrama de Gumersindo).

Aparte de algunas novelas inéditas, cuentos literarios y otras poesías, publicados en periódicos comarcales, otro libro merece nuestra atención; con el título de Manchas de Color fue editada una nueva serie de poemas, después de su muerte, por su hijo en Julio de 1901.

En los últimos años de su vida dedicó su actividad a dar impulso a El Pandero del que fue, según frase de uno de sus redactores, “el primero y más valioso campeón”.

Falleció D. Gumersindo el 5 de Septiembre de 1888.

PEDRO JIMÉNEZ LÓPEZ

Nació en Jumilla el año 1843. Hijo de Isidoro Jiménez y Úrsula López. Lo llamaban popularmente Don Pedro “el de Úrsula”. Fue maestro de Primera Enseñanza.

Formaba parte del grupo que fundó EL Pandero y colaboró en él. Más tarde fue fundador y director de El Barbero.

Poeta festivo, fecundo y popular. De gran ironía. En los periódicos locales de la época abundan sus composiciones identificables aún cuando no lleven su firma. Cultivó con gran soltura, tanto en verso como en prosa, el habla popular jumillana.

Parte de su abundante producción fue publicada. Así:

ARRECHUZOS (1902) Verso.

MIGAS CON UVA (1903)  Verso y prosa.

GORGORITOS POÉTICOS (1904)

CASCORROTEOS Y REPALANDORIAS (1913)

DEFINICIONES DE ARITMÉTICA ( enseñanza)

En teatro escribió el juguete cómico La Pesadilla de Antón. Igualmente dos Zarzuelas ¡A los Montes vayas! (en un acto) y Las Alhajas de la Virgen ( con música del Maestro Alfredo Santos de la Rosa).

Junto con Gumersindo Jiménez escribió el apropósito en verso El Ferrocarril (inédito)
En colaboración con su gran amigo Bartolomé Guillén Molina escribió otro del mismo género titulado El Telégrafo (inédito)

Murió en Jumilla el 13 de Marzo de 1914.


ÁLVARO GALLAR NÁJAR

Nacido en Jumilla en año 1878 en la calle del Calvario. Abogado de profesión. Doctor en Derecho de los Ilustres Colegios de Madrid y Barcelona, con residencia en la Villa y Corte donde tiene su domicilio y bufete abierto en la calle del General Pardiños  nº32.

Director del periódico La Opinión, que se publica cada martes y se edita en el establecimiento tipográfico de D. Tomás Requena y dirige D. Álvaro Gallar (Abril 1919).

Bajo el título de La Opinión quedó registrado en la Alcaldía de Jumilla el 15 de Abril de 1919.Se publicará cada domingo cuando menos y números supletorios en los jueves, un periódico que será imprimido en el establecimiento tipográfico de D. Domingo González, situado en la calle del Rico.

Más tarde fue editado en la Imprenta de Libertad en Cieza y en la Imprenta Requena de Jumilla.


POETAS DEL SIGLO XX


JUAN CUTILLAS GUERRERO

Nace en Jumilla un 26 de Octubre de 1898. Transcurridos los años de la infancia, se traslada a vivir con su familia a Barcelona debido a la situación económica por la que atravesaban en aquellos momentos.

Hombre deseoso por adquirir conocimientos, compaginaba su vida laboral con los estudios, los que realizaba cuando acababa su jornada por la noche, así consiguió aprobar el bachiller con excelentes calificaciones.

Comenzó trabajando como agente de seguros en la empresa General Española de Seguros Madrid, pero poco tiempo después fue ascendido a Jefe de Negociados de Accidentes. Era muy querido en la Compañía por su carácter afable, su cordialidad con los clientes y su buen hacer, le valió recibir la Medalla al Mérito del Trabajo con hojas de roble. Ocupó dicho cargo hasta el mismo día de su jubilación.

La literatura era su gran afición y gustaba de escribir poesía siempre que sus ocupaciones se lo permitían. Nunca olvidó su tierra natal y regresaba a ella cada vez que podía, sobre todo, en fiestas tan señaladas como La Semana Santa o Feria del Vino.

Le fue otorgado el Primer premio en los Juegos Florales de Jumilla allá por los años cincuenta, con un hermoso poema donde resaltaba su amor por la tierra jumillana, ensalzando todo cuanto guardaba relación con ella, en especial, la gran devoción que sentía por El Cristo de la Columna, imagen de Salzillo que sigue venerándose en el Monasterio de Santa Ana.

Como buen amante de su pueblo, nunca se negó a colaborar con sus escritos en libros o revistas de la época, donde ha quedado plasmada gran parte de su obra.

Falleció en Madrid el 13 de Noviembre de 1972.


EDUARDO CAÑIZARES SPUCHE

Nace un 26 de Abril de 1899. Fue hijo de D. Eduardo Cañizares Moyano, General de División y Capitán General de Zaragoza y de Doña Efigenia  Spuche y Pérez de los Cobos, descendiente de una ilustre estirpe jumillana. Debido al cargo que ostentaba su padre, la familia se traslada a vivir a Zaragoza, donde nacen sus dos hermanas Josefina y Conchita. Un nuevo destino de su padre como ayudante de su Majestad la reina Doña Mª Cristina de Habsburgo, regente entonces del rey Alfonso XIII, lleva al matrimonio junto con sus hijos a establecerse en Madrid. Allí inicia el autor sus estudios en el Colegio Alemán pasando posteriormente al de los Jesuitas donde termina el bachillerato. Obtiene la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Murcia, ciudad en la que contrae matrimonio con Concha Clavijo. La pareja fija su residencia en Jumilla hasta el comienzo de la guerra civil.

Durante muchos años, acompañando a la imagen de Nuestra Señora del Primer Dolor, formó parte muy activa de la Semana Santa de Jumilla. Dicha hermandad fue fundada por su abuelo en 1845 y de la que D. Eduardo Cañizares fue Presidente durante mucho tiempo siendo su hermana Doña Josefina Cañizares Camarera de la Virgen por un periodo de 54 años regalando a la Iglesia del Salvador el Altar donde hoy se venera.

Sus versos están impregnados de gran fervor religioso y dejan entrever el gran amor que sentía por esta Fiesta tan nuestra como es La Semana Santa, por lo tanto hablar de D. Eduardo Cañizares sin hacer referencia a su vinculación como Semanasantero por excelencia, y en particular a su Hermandad del Primer Dolor, sería omitir una gran parte de su vida.

Falleció un frío día de Enero de 1987.

RAFAEL SORIA JIMÉNEZ

Nace en Jumilla. No se sabe con exactitud la fecha, se cree que por el año 1900, dado que los archivos de la Iglesia donde fue bautizado fueron quemados durante la guerra civil.
Cursó estudios en la academia de D. Germán Jiménez. Obtuvo el título de telegrafista y ejerció en la estación de telégrafos de Jumilla varios años antes de la guerra civil.

Contrajo matrimonio con Dª Dolores Martínez y fruto de esta unión nacieron tres hijos,Francisca, Rafael y Anadelia del Carmen, siendo la primera hija una magnífica y popular cantante soprano. D. Rafael fue un hombre de gran formación humanística, hombre de letras, poeta de fina e inspirada sensibilidad, lo que le valió un puesto entre los intelectuales jumillanos de la época. A partir de 1920 aparecen publicadas muchas de sus poesías dedicadas a la Semana Santa. En los años 40 en colaboración con otros eruditos de Jumilla, escribe obras de teatro, interviniendo en la organización de varios certámenes de juegos florales a lo largo del tiempo.

Es en esta misma década cuando entra a trabajar como alto funcionario en el Ayuntamiento de Jumilla, ocupando importantes cargos hasta su jubilación.

Hombre muy apreciado por sus paisanos, contaba entre sus amistades con D. Salvador Redondo, D. Juan Francisco Jiménez, D. Luis Rico, etc., con los que formaba animadas tertulias en el Círculo Cultural de Jumilla. A algunos de ellos les dedicó hermosos versos como es el caso del soneto que compuso para su gran amigo D. Lorenzo Guardiola Tomás. Una estrecha amistad con el compositor y músico jumillano D. Julián Santos Carrión hizo que éste le pusiera música a varias de sus obras escritas siendo la comedia lírica titulada La Moza de la Dehesilla una de las más importantes. Se estrenó en Jumilla el 27 de Junio de 1946 con un gran éxito. El autor muestra en esta obra las costumbres jumillanas, las cosas de su tierra natal, la Semana Santa y destaca sobre todo la belleza de la mujer jumillana… verdadera Musa de su inspiración.

D. Rafael Soria muere en Jumilla el 28 de Febrero de 1967.

JOSÉ TORIBIO CARCHANO LAORDEN

La noche invernal de un 27 de Diciembre de 1904 nace un jumillano, José Toribio Carchano Laorden, el menor de tres hermanos, siendo sus padres Emilio y Josefa.

Desde muy pequeño su afición fue jugar al fútbol y escribir, llegando a ser directivo del Jumilla C.F.

Se casó con la Sra. Piedad González López que era maestra.

Tuvieron dos hijas Luz de María y Rosa y un hijo llamado Ángel  que falleció a los cuatro años. Fueron momentos muy dolorosos, pero el amor que se profesaban y se extendía hacia sus dos hijas fue el motor que les impulsó a superar tan penoso trance, aún así, la muerte prematura de su hijo le produjo a D. José una gran depresión. Se refugió en la escritura y sin duda alguna, fue la mejor medicina para mantener la mente ocupada y el estímulo para volcar toda su tristeza y sufrimiento.

En su tiempo libre, se dedicaba a su familia y a escribir y según el recuerdo que guarda su hija Luz de María de ellos, eran un matrimonio muy feliz.

D. José era contable. Trabajó durante varios años en una importante bodega de vinos, y más tarde en una tienda de tejidos.

En el año 1959 su esposa cae enferma, motivo por el que viaja a Alicante para que la atendieran en el sanatorio y maternidad San Francisco. Una vez recobrada de nuevo la salud regresan a Jumilla. Dado su carácter afable y cordial con todo el mundo durante la estancia que permaneció su esposa en el sanatorio, entabló una entrañable y gran  amistad con el propietario y director del mismo D. Francisco Zaragoza Gomis. En el año 1960  es requerido para que se haga cargo de la administración de dicho sanatorio.

Allí sigue trabajando y escribiendo hasta su fallecimiento el día 17 de Marzo de 1969.


JUAN MOLINA GARCÍA

Nace en Jumilla en 1905. Su padre José Molina Martínez era agricultor y su madre María García Abellán, aparte de atender las labores del hogar ayudaba a su marido en las faenas del campo.

Gracias al sacrificio de sus padres y a su talento para los estudios consigue la Licenciatura en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid.

Hombre ilustrado, querido y respetado por todo el pueblo de Jumilla  regentó durante más de 50 años la farmacia situada en la calle Canalejas, de la que también era el dueño hasta el día de su jubilación. Antes de venir a Jumilla trabajó como boticario, término que a él le gustaba especialmente para definir al farmacéutico, en Altella (Valencia).

Su generosidad era tal que no le importaba desprenderse de su propio dinero para ayudar en lo que fuere necesario al Asilo donde era considerado como un benefactor.

Trabajador incansable. Mecenas de nuestra Semana Santa y en particular de la Hermandad de la Vera Cruz y Santo Sepulcro de la que fue presidente durante varios años. Figura clave de la Semana Santa, sobre todo, en la segunda mitad del siglo XX ya que colaboró en la Rehabilitación de la Capilla Museo de la Parroquia de Santiago.

Estuvo propuesto para ser elegido Jumillano del Año y fue nombrado Nazareno de Honor en el año 1994.

La literatura y en concreto la poesía llenaban las horas libres de las que disponía en la botica, donde se fraguaron hermosos versos llenos de lirismo.

Su carácter reservado, sobre todo, en el aspecto literario, llegó al extremo de que su familia apenas sabía de sus escritos, salvo cuando los veían publicados en algún libro de Fiestas de Jumilla o periódicos locales, a pesar de ello, era un hombre muy hogareño y familiar.

Falleció en Jumilla un 12 de Enero de 1998.


LORENZO GUARDIOLA TOMÁS

Nace en Jumilla el 12 de Enero de 1908, en el seno de una familia de la burguesía media. Fue el mayor de los ocho hijos habidos del matrimonio formado por José Guardiola Peral y Carlota Tomás Bernal.

Su infancia transcurrió entre Jumilla y Albacete, ya que su padre ejerció la abogacía junto a su tío Dionisio Guardiola hasta la muerte de éste en que decidió regresar a Jumilla. Estudió sus primeras letras con D. Recaredo Gutiérrez, después el bachillerato como alumno libre, todo ello en la capital manchega. De su padre hereda el amor por la investigación y la literatura, sin embargo, decide estudiar Medicina y en 1928 marcha a Madrid para cursar dicha carrera, la que compaginó con su inquietud literaria. A los 18 años publica sus primeros poemas bajo el título de Alboradas (1926).

Obtiene la licenciatura en Medicina en 1935. Los años de la postguerra fueron duros para nuestro autor y su familia a causa de las simpatías republicanas del padre. En 1939 marcha a Riópar, estancia beneficiosa ésta en todos los aspectos. Contrajo matrimonio con Mª del Pilar Vicente Toda, de cuya unión nacen seis hijos.

La década de los 50 fue la más pródiga literariamente hablando, pues escribe poesía, teatro que novela, cuento y zarzuela. Lorenzo Guardiola fue un hombre querido, respetado y admirado por cuantos le conocían tanto por su faceta de escritor como por la de médico. Siempre estaba dispuesto a ayudar a todo aquel que le requería. Llegada la hora de su jubilación, se le concede La Cruz de la Encomienda a su dilatada trayectoria profesional.

Recibió innumerables premios a lo largo de su vida, destacando su participación en los Juegos Florales de Villena (Alicante) y Archena (Murcia) donde obtiene un accésit y una mención honorífica respectivamente. En 1955 recibe el primer premio con su poema Trébol, en los Juegos Florales de Castila-León, celebrados en Valladolid y un año después, su composición Invocación al Cid, consigue una mención honorífica en el concurso de poesía “Primavera 56”, organizado por la Mesa de Burgos en Madrid. Fue galardonado en 1965 con el primer premio de poesía del certamen de Nueva York convocado por Radio Nacional y la Asociación de Prensa, con el poema Epístola a Lucio Anneo Séneca y en 1968 obtiene una mención honorífica en el certamen de poesía Ciudad de los Amantes celebrado en Teruel, con su poema El primer despertar.

Gran amante de su tierra y sus tradiciones, fue pregonero de la Semana Santa jumillana en 1973.

Un mortal infarto truncó su vida el 9 de Mayo de 1979. El 10 de Diciembre del citado año, es declarado por el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla, hijo Predilecto de la ciudad, a título póstumo.

En la actualidad, en el Antiguo Paseo de la Estación, se perpetúa su nombre con el título de “Paseo del Poeta Lorenzo Guardiola” para ejemplo de generaciones futuras.

A su muerte dejó mucha obra inédita, que como un tesoro conservan sus hijos, con la esperanza de que algún día vea la luz tan magno legado.

Sus publicaciones son las siguientes:
Alboradas, Imp. Requena, Jumilla, 1926.

Atardecer en Vendimiario, Confederación Española de Cajas de Ahorro, Madrid, 1973.

Avatar en Kurukshetra, LYE, Barcelona, 1966.

El cáliz de la Ermita, Confederación Española de Cajas de Ahorro, Madrid, 1967.

Cinco golpes a la ventana, Confederación Española de Cajas de Ahorro, Madrid, 1969.

La diosa de Ílice, Colección Rocamor, Palencia, 1963.

Las dos eternidades, Rumbo, Barcelona, 1958.

Dulcisonía del amor filial y otros poemas, Bibliográfica Española, Madrid, 1942.

Evocaciones, Leyendas y Milagros del Monasterio de Santa Ana de Jumilla, Aula de Cultura del Instituto Laboral, Imp. Vilomara, Jumilla, 1954. Reeditada en 1997 por Editorial KR.

Fuego en el monte, LYE, Barcelona, 1968.

El Grumete que dio la vuelta al mundo, , LYE, Barna, 1964.

Historia de Jumilla, Imp. Sucesores de Nogués, Murcia, 1976. Patrocina Bodegas Cooperativas San Isidro.

Jumilla en sus tradiciones, Imp. Sucesores de Nogués, Murcia, 1971. Patrocina Comisión de Festejos y Turismo del Excmo. Ayuntamiento de Jumilla.

La Juventud de Imhutes, LYE, Barcelona, 1969.

Un limón en el suelo, Confederación Española de Cajas de Ahorro, Madrid, 1968.

La Llave de los antepasados,  LYE, Barcelona, 1967.

Peliciego, El: bandolerismo y odisea (18…-1841). La aventura carlista de Miguel Lozano (1842-1874), Imp. Sucesores de Nogués, Murcia, 1974.

El Pozo artesiano,  LYE, Barcelona, 1967.

Las riendas en la mano,  Comunicación Literaria de Autores, Bilbao, 1967.

JUAN GARCÍA CARRIÓN

Nace un 3 de Junio de 1913 en la actual calle Dionisio Guardiola, conocida popularmente como calle del Olmo. Es el sexto hijo, todos varones del matrimonio formado por José y Francisca.

Sus padres se dedican a la agricultura de una pequeña finca ubicada en la Errada del Tollo. Cuando se decide partir la hacienda, forma sociedad con dos de sus hermanos, Jesús y Salvador dedicándose a la tierra y al negocio del vino.

Contrae matrimonio con Doña Dolores Jordán Díaz, fruto de ello nacen tres hijos: Teresa, Pepe y Juan Vicente. Vive primero en la calle de la Verónica, pasando posteriormente a vivir en la calle de Lerma y finalmente en la actual Plaza de la Constitución donde ve con satisfacción que el negocio del vino crece a pasos agigantados.

Hombre autodidacta, gran lector. Su pasión por la agricultura, de la que poseía amplios conocimientos, sobre todo del cultivo de la vid, le llevaba a pronosticar en sus largos paseos por el campo cómo iba a ser la cosecha de la uva.

Escribía por afición y por vocación y sus poemas eran publicados en libros de Semana Santa y Fiestas de la Vendimia.

En la actualidad, su hijo Pepe, es el dueño de las Bodegas García Carrión que llevan su nombre.


ROQUE MARTÍNEZ GUARDIOLA

Nace en Jumilla en 1917. Pronto descubre su vena artística y comienza sus estudios de Bellas Artes en Murcia, bajo la dirección del artista D. Ramiro Trigueros.

Al estallar la guerra civil, tiene que abandonar sus estudios ya que es movilizado y destinado al frente en Teruel. Es represaliado y pasa un tiempo en la cárcel de las Agustinas en Murcia, donde coincide con otro jumillano llamado José Guardiola Peral, con el que establece una buena amistad.

Terminada la guerra, intenta retomar el rumbo de su vida y entra a trabajar como Funcionario de la Administración Local en su tierra.

Continuando con la labor iniciada por su padre, sigue arrendando el Teatro Vico de Jumilla, y bajo su dirección se construye la Terraza de verano de dicho Teatro.

Aficionado desde siempre a la pintura, su hijo todavía conserva algunos de sus dibujos y grabados. La literatura era otra de sus pasiones y destacaba , sobre todo, por la ironía que imprimía en sus versos . Uno de sus mayores tesoros es la ingente cantidad de poesía satírica que dejó escrita.

Falleció en Jumilla en 2002 dejando parte de su obra inédita.

BARTOLOMÉ CARRIÓN LÓPEZ

Nació en Jumilla un 9 de Abril de 1919. Autodidacta, ávido lector, desahoga sus inquietudes refugiándose en la escritura. Contrajo matrimonio con Carmen García y juntos regentaron la taquilla del Cine Moderno desde 1942 hasta 1983.

Publicó poemas en La voz del Pueblo y en Evolución, revista que dirigía Avelino Molina.
En 1968 marcha a Suiza y sus escritos reflejan la añoranza por España.

Estuvo en el frente luchando en la Guerra Civil española. Recitaba poesía ante sus compañeros, a pesar de las dramáticas circunstancias en las que se hallaban.

Aquellos tiempos tan difíciles le motivaron y le impulsaron años más tarde a expresar sus vivencias y sentimientos a través de emotivos versos como los que le dedicó a su hermano tras su fallecimiento.

MARIANO SUAREZ MOLINA

No se tienen datos fiables acerca de la fecha de su nacimiento, salvo que fue a principios del siglo XX.

Mucho antes de que estallara la Guerra Civil, siendo todavía muy joven, ejerció la docencia en la Escuela de la Plaza de Arriba. Años después y ya terminada la guerra, debido a sus ideas republicanas fue enviado a las llamadas Escuelas del Ancho, situadas en un lugar de Jumilla bastante inhóspito por aquellas fechas, sin embargo, nunca se quejó de ello y practicó la enseñanza en  ese distrito durante muchos años.

Se sabe que contrajo matrimonio con Francisca pero no tuvieron hijos.

En 1962, pasó a formar parte del grupo escolar que actualmente lleva su nombre. Es recordado por sus alumnos por ser un hombre muy cercano, en especial, con los niños. Sus clases eran amenas  y los chiquillos disfrutaban asistiendo a ellas.

En 1965, se funda la Asociación Española contra el Cáncer de la que es nombrado Presidente, estuvo en dicho cargo durante siete años hasta su muerte acaecida en 1972.

Escribía poesía por afición, la mayoría de sus poemas se han perdido pero se han rescatado algunos ya que era dado a publicar en los libros de Semana Santa.


JUAN HERNÁNDEZ CARRIÓN

Nace en Jumilla un día de San Roque a principio de los años veinte, en el seno de una familia humilde.

Como la gran mayoría de su generación no puede acceder a los cauces habituales de la época para formarse, pero su afán por conocer y su afición a la lectura, le hacen que entre su impedimenta de trabajo, nunca falte un libro. Como el que cambia cromos, Juan intercambia libros con sus amigos, pues los tiempos no están para compras.

Conoce las dificultades de la emigración, aunque dentro del país, a su regreso, escribe lo que sería el último pliego de Literatura de Cordel que se publicó en Jumilla con el titulo De Visita.

La gran aceptación del pliego publicado, le hace que inicie su labor literaria, siempre de carácter costumbrista. Colabora con las revistas locales, La Voz del Pueblo, El Socialista, El Picacho, La Alborga y Juncellus, además de esporádicas publicaciones en los libros de Feria y Fiestas de la Vendimia.

En 1980 obtiene el segundo premio de prosa del Concurso Literario Ciudad de Jumilla, y dos años más tarde (1982) consigue un Accésit de prosa en el mismo certamen literario.

Muere en Jumilla  un frío día de Febrero de 2004.

ERNESTO MIRACLE BERNAL

Célebre jumillano y socio distinguido de la Asociación Amigos de Jumilla vive en nosotros a través de sus escritos. Licenciado en Derecho por la Universidad de Murcia, era considerado como uno de los mejores abogados. Ejerció su profesión durante toda su vida. Obtuvo el rango de Alférez en las Milicias.

Hombre de carácter afable y romántico, gustador de la vida, amante de los libros, intelectual donde los haya, cumplidor con sus obligaciones y sus amigos, pero sobre todo, era una mezcla de gran artista tocado por las Musas, con un tanto de  bohemio y con un mucho de gran persona, era en definitiva, muy humano y hombre de bien.

La obra de D. Ernesto destaca por su sencillez, el cuidado del verso y un alto grado de romántico lirismo que llega a alcanzar la mística, cuando la poesía está dedicada a la religión o a nuestra Semana Santa.

Cantaba a las cosas de su tierra, de la gente, pero sobre todo, cantaba de forma magistral al amor, encarnado en su esposa, a la que dedicó los más bellos versos amorosos.

Fue un poeta enamorado siempre de su Musa, nos ha legado una poesía que llega al corazón de quienes la leen. El poeta, con galanura elegante, sabe evocar momentos de pasión y de dulzura. A veces, deja traslucir cierta nostalgia de la juventud, en un tono elegíaco muy digno y sincero sin excesivos dramatismos.

D. Ernesto siempre estuvo cerca de su lector, de sus lectores, de las gentes de Jumilla. Él sólo deseaba trasmitir y suscitar una emoción.

Falleció el 17 de Febrero de 1990.

MARÍA AULLÓ NAVARRO

Nace el día 1 de Junio de 1927. Hija de un notable abogado jumillano D .José María Aulló Cañadas y de su segunda esposa Doña María de la Soledad Navarro Meseguer. Es la menor de cinco hermanos. Su infancia fue dura y difícil marcada por el encarcelamiento de su padre, hombre que tanto admiraba, por defender ideas liberales.

Inicia su primera etapa de formación en las Escuelas Graduadas de Murcia. Al terminar la Guerra Civil, viaja a Jerez de la Frontera quedándose a vivir casa de una tía. Ya convertida en una jovencita regresa a Murcia donde cursa el bachillerato en 1946.

Becada por la Excma. Diputación Provincial inicia su carrera en la Universidad de Murcia, poco después marcha a Valencia y termina la especialidad de Historia en la Universidad Central de Madrid.

En enero de 1953 regresa a Jumilla e inicia su etapa como docente en el Colegio Municipal San Francisco de Asís. Empieza a apuntar una gran inquietud literaria participando en grupos de teatro entre otras actividades.

El 12 de Septiembre de 1955 contrae matrimonio con D. Agustín Cutillas Navarro, fruto de esta unión nacen sus tres hijas: Natalia, María José y María Soledad. Días antes de su boda, María Aulló recibe el nombramiento de Conservadora del Mueble del Palacio de Bellas Artes de Madrid, oferta que decidió declinar para seguir con la docencia en Jumilla, formando ya parte del profesorado del Instituto de Bachillerato Arzobispo Lozano.

Fue Vicedirectora, Jefe del Seminario de Geografía e Historia y durante unos años asume la Jefatura de Estudios.

En 1977 fue elegida presidenta de la Asociación Amigos de Jumilla.

En 1988 fue Pregonera de las fiestas de Semana Santa en Jumilla. El 6 de Diciembre de dicho año por iniciativa de D. Félix Cañadas Jiménez, el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla presidido por el Ilmo. Sr. D. Dionisio González Otazo  solicita a la Academia Alfonso X el Sabio de Murcia se le otorgue el Lazo de Alfonso X, honor que se le concedió.

Aquejada de una grave enfermedad, María Aulló murió el 30 de Noviembre de 1990.

En 1991, a título póstumo fue elegida Hija Adoptiva de la ciudad de Jumilla.


JUAN GIL MOLINA

Nace en Jumilla un 17 de Octubre de 1928. Sus primeros contactos con el mundo escolar serán con D. Francisco Díaz Conesa. Tras cursar el bachillerato en Jumilla, marchará a Murcia a realizar el examen de Estado lo que le permitirá proseguir su formación académica hasta obtener en 1947 el título de Magisterio; no obstante, el amor e identificación con su tierra natal le llevará en 1952, a estudiar Enología en Requena.

Su padre D. Jesús Gil Guerrero, le orientará en sus primeros años de trabajo, siempre ligado al mundo del vino, a la muerte de aquél en 1934, con 26 años de edad, se traslada a Pinoso para trabajar durante 14 años en la Bodega Cooperativa, en calidad de Enólogo.

En Mayo de 1956 contrae matrimonio con Doña Lilía Tomás Guardiola, fruto de esta unión nacen cuatro hijos: Jesús, Mª Dolores, Mª del Mar y Lorén, todos vinculados al mundo del vino excepto Mª Dolores, dedicada a la docencia.

Pinoso le despedirá nombrándole Hijo Adoptivo. Vuelve a Jumilla en calidad de Enólogo a la bodega SAVIN S.A (hoy Bodegas y Bebidas). En 1974, reivindica su título de Enólogo en Valdepeñas, haciendo Oficialía y Maestría Industrial. Posteriormente en la Universidad Complutense de Madrid, realiza condicionadas de nuevas elaboraciones del vino que le sirve para obtener el título de Químico–Enólogo.

Junto con el vino, su otra gran pasión fue la Literatura en general y la Poesía en particular. Su primer poema Tarde de Jueves Santo, lo compone a la edad de 14 años. En 1960, es nominado para el Primer Premio  Literario en Novelda. Su participación en certámenes poéticos es amplia; Albacete, Alcantarilla, Murcia, Barcelona… Su vertiente solidaria y pública, así como política la satisface accediendo a la Concejalía de Fiestas de Jumilla. En el año 1972 fue uno de los grandes impulsores de la Fiesta de la Vendimia y creador de los primeros diseños de la Fuente del Vino que en dichas fiestas presidía y preside el Jardín de la Glorieta. Hombre filántropo, profundamente creyente y semanasantero, perteneció a varias asociaciones de carácter cultural, social y religioso, como a la de Amigos de la Música, Asociación Española contra el Cáncer y Hermandad de la Oración del Huerto…entre otras.

D. Juan Gil Molina, hombre de carácter afable, discreto y amigable, dejó de estar en nuestra vida el 18 de Mayo de 1990, pasando a formar parte de nuestra memoria.


ANA MARÍA GIL TOMÁS

De una familia dedicada a la industria, vivió una vida con las ventajas y desventajas de la soltería, al cuido de su familia y de la casa familiar de sus padres, en las calles del Rico primero y luego en la Plaza del Rollo. Dos hermanos y dos hermanas, formaron un hogar familiar feliz, mucho tiempo.

Al paso de los años, adquirió una cultura fruto de lecturas y su asistencia con su hermana Gloria y amistades a los acontecimientos culturales o teatrales de Jumilla. No sabíamos de su interesante intimidad hasta que Manuel Gea la descubrió y divulgó mediante varios programas de la emisora de radio “Antena Joven” (Estudios y  Caja Murcia) y la edición del Cuaderno nº 2 de la “Colección Poética Jumillea” por él fundada.

Las circunstancias hogareñas, amor a la familia, limpieza y labores de vestir, su intimidad, escondían  muchos nobles sentimientos y los sueños de algún amor y secreto querer, que rozó su vida, como le contaba a su prima Faustina. Lo cierto es que su tesoro poético y sentimental estaba manuscrito en pliegos de papel de seda, breves poemas, que por fin fuero impresos. Ana María hacendosa y comunicativa, andariega de calles y plazas, reflexiva e introvertida, personalidad sencilla y atractiva que iluminó mientras vivió, a muchas personas.

Poetisa del “secreter” y la intimidad, cuyas composiciones poéticas costó trabajo que las desvelara y bajo su sensible acento, la recordamos.


FRAY JOSE  MARÍA BUSTAMANTE LOZANO

De la Orden Franciscana

Nacido en Jumilla, se formó en los estudios de Humanidades, filosofía y teología, en los seminarios franciscanos de Cehegín, Hellín, Orihuela y Teruel, para ser ordenado sacerdote. Obtuvo la licenciatura de Filosofía en la Universidad Antoniana de Roma.

Como profesor de latín y Griego, enseñó en el Instituto de Bachillerato que regentan los Franciscanos en Cartagena y después en el Instituto Teológico de Murcia. Ejerció como coadjutor de la parroquia de los franciscanos en Cehegín hasta que su enfermedad lo llevó al convento de Orihuela, donde falleció el 13 de enero de 2009.

Fray José María Bustamante Lozano muy preparado en lenguas clásicas, imitó a los poetas clásicos en sus poemas, varios de ellos premiados en el XVI Certamen Literario “Ciudad de Jumilla” (1994–95)  con el título de “Jumilla, de recuerdos forjada”.

En estos poemas premiados se hizo visible su estilo magnífico, recorriendo los temas de la infancia en su pueblo, los amigos idos, el castillo, las cuevas habitadas y arrabales, los jornaleros, los olores de la uva y  las bodegas de vinos, las calles bulliciosas, familias, la vendimia y la Fe del pueblo. Publicó en publicaciones como “Iglesias Hoy” de la OFM y en Revistas de la Semana Santa de Cehegín y Jumilla. El desenlace de su enfermedad, cortó la trayectoria literaria importante que pudo llevar a cabo, quedando una producción limitada en cantidad, pero de sensible calidad. La Parca arrebata personas que pudieron dar más juego en la sociedad, talentos de gran humanidad.


FRANCISO TOMÁS ORTUÑO

Nace en Jumilla aunque en la actualidad reside en Murcia. Está casado y tiene cinco hijos.

Estudió el bachillerato superior con Examen de Estado. Terminó la carrera de Magisterio con nota de sobresaliente y aprobó Oposiciones en Teruel, más tarde hizo lo mismo a plazas de más de 10.000 habitantes, como Oposiciones a Direcciones Escolares. Se licenció en Filología Románica y después en Pedagogía. Se tituló en lengua francesa en la Escuela Oficial de Idiomas.

Escribe tanto en prosa como en verso. Fue galardonado con el primer premio en Caravaca de la Cruz con su obra Albacara, en prosa, así como en poesía en su tierra natal con el poema Vendimia.

Ha publicado siete libros y tiene escritos otros tantos que esperan su turno para ver la luz. Entre los ya editados están: Poesías y Cuentos, Libro de Dictados, Preparando maletas, Jirones, Litesofía, ¿Cómo enseñar a leer y escribir? Etc.

Su necesidad de aprender y su inquietud literaria, le llevan a que actualmente estudie, en la Universidad de Murcia, el tercer año de Doctorado en Lengua y Literatura.

ALFREDO SANTOS ESPINOSA DE LOS MONTEROS

Nace en Jumilla un 13 de Febrero de 1933, fruto de la unión entre D. Julián Santos Carrión y Dña. Asunción Espinosa de los Monteros y Gonzales Conde.

Se licencia en Derecho por la Universidad de Salamanca y se inicia en el campo profesional en su tierra natal como docente en el Instituto de Enseñanza Media Arzobispo Lozano, donde ejerce como profesor del ciclo de letras durante cinco años.

Contrajo matrimonio con Dña. Mercedes Gómez Rodríguez, matrimonio que se celebró en Plasencia y del que nacieron cuatro hijas.

En 1965 se traslada a Barcelona y se integra como directivo en el Departamento Jurídico y de RR.HH de una importante empresa de servicios de montajes industriales.

Sin embargo, fue de su padre, el maestro Santos Carrión, Premio Nacional de Zarzuela, director de orquesta, pianista y compositor, de donde le viene su vocación literaria.

Es autor de La Sequia, galardonada en el Concurso de Guiones de Radio Nacional de España en Valencia.

Estrenó La Verdad Escondida, una comedia dramática en tres actos, en el Teatro Vico de Jumilla, así como un cuento fantástico titulado Un duende en el bazar. Junto a su padre escribió la Zarzuela Tierra Llana y Judas, un musical de escenas de la Pasión de Cristo.

Escribió en revistas locales y en libros de Semana Santa y tiene en su haber un hermoso poemario titulado Pedidle a la lluvia que guarde mis huellas.

Era un hombre muy querido en su tierra natal y por todos cuantos le conocían. Perteneció varios años al Círculo Poético de Barcelona.

La muerte le sorprendió un 7 de Octubre de 2008, cuando estaba a punto de publicar un nuevo libro.


ANGELINA JIMÉNEZ FERNÁNDEZ

Fue una niña precoz en la lectura empapándose de todos los géneros literarios aunque la poesía siempre la fascinó. Las Mil Mejores Poesías de la Lengua Castellana era su libro de cabecera.

Ejerció su profesión de maestra en Jumilla (Murcia) Fuente del Pino (Jumilla) y en Petrer (Alicante) donde logró transmitir a muchos de sus alumnos la loable afición por leer, algunos de los cuales han obtenido premios literarios, hecho que la llena de orgullo.

Tiene en su haber dos premios literarios, un segundo premio de A.C.O.T.E. en Elche (Alicante) y un accésit de las Aulas de Cultura de la Tercera Edad.

Su formación ha sido y es continua, participando en numerosos cursillos pedagógicos y cristianos dando nutridas conferencias.

Se diplomó en francés y valenciano, lenguas que la han enriquecido profundamente, sin embargo, a pesar del amor que siente por la tierra alicantina, Jumilla es la primera en su corazón.  Confiesa que el hecho de ser abuela, acrecentó su vena poética y llevó un diario de sus vidas hasta la adolescencia atrapando en él momentos entrañables.

Fue secretaria de Amas de Casa en Petrer (Alicante) y actualmente es Presidenta de la Asociación Amigos de Jumilla así como la Vocalía de Cursillos de cristiandad en Alicante.

Ha publicado diversos poemas en los libros de Semana Santa (Jumilla) así como artículos en revistas y periódicos, EL Picacho y Canfali respectivamente. En Petrer tiene varias publicaciones en las revistas de Moros y Cristianos.

Activa e infatigable mujer continua escribiendo y cultivando el hermoso género literario que sintió dentro de sí desde su infancia… la poesía.

JUAN FERNÁNDEZ  LOZANO

Nace en Jumilla un 20 de Octubre de 1933 fruto del matrimonio entre Sebastián y Antonia.

De familia humilde, su niñez transcurre entre el campo y el pueblo, ya que sus padres poseían unas tierras que cultivaban y que les servían también de sustento, eran tiempos difíciles, sin embargo, él recuerda su infancia como un periodo feliz ya que si bien, pasó penalidades, en su hogar se respiraba amor y afán de lucha, lo que le marcó más tarde en su vida de adulto.

Hombre de carácter afable, bondadoso, muy querido en su pueblo, siente desde muy joven la llamada de la poesía. Autodidacta y gran lector, empieza a escribir sus primeras composiciones poéticas relacionadas con el amor a su tierra y a su familia

Contrae matrimonio con Piedad Morcillo González y de esta unión nacen dos hijos.

En 1991 publica un poemario titulado Jumilla Reina del Vino. Sus versos ensalzan la belleza que encuentra a su alrededor. Así mismo escribe en numerosas revistas locales.
Durante varios años es Presidente de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Jumilla donde continua con su labor creativa dándole un impulso nuevo a la cultura jumillana. Es miembro del Grupo de Poesía del Casco Antiguo y a pesar de su edad, siempre recita sus poemas de memoria.

Aunque su género preferido es la poesía, no descarta escribir narrativa, el propio autor manifiesta que es su asignatura pendiente.

Gran amante del cante y de la fiesta taurina, tiene en su haber una bella elegía compuesta a la muerte del torero Paquirri. Actualmente trabaja en la recopilación de todos sus escritos con la intención de editarlos en un solo libro que reúna toda su obra.


MANUEL GEA ROVIRA

Titulado en Magisterio Español, con estudios de humanidades y filosofía, ha ejercido el periodismo y la radio desde su juventud, alternando ocupaciones de la banca, con el profesorado, la política y el asociacionismo, pues fundó Asociaciones.

Contrajo matrimonio con Doña Faustina Bustamante, de cuya unión nacieron cuatro hijos. Fue teniente de alcalde de Cultura, Educación y Fiestas y profesor del CECA de Jumilla. Posiblemente sea el cronista más prolífico de los pueblos de Murcia, con varios libros sobre esta temática literaria, monumental, costumbrista e histórica. De ahí, sus libros: Relatos de Colombicultura y otras historias (1995); libro de poesía y prosa, Amando lo que vivo, compartido con su esposa Faustina Bustamante (mayo 1999); El Cristo Amarrado a la columna, baja a Jumilla. Relatos de un periodista (octubre 1999); 275 Aniversario de la Virgen de Las Maravillas de Cehegín (2003). Vivencias y devociones (2004); dos libros de prosa y poesía, Cehegín, sorprendente y milenario (mayo 2007) y Jacobea Murciana sobre 25 pueblos (mayo 2008)

Tiene editadas obras menores de conferencias y Pregones sobre Cehegín, Murcia, Jumilla, Almansa, Yecla, Mula, Cartagena y Pliego. Viajero impenitente y organizador de cultura ha promovido numerosos viajes de personalidades de Jumilla por España y el exterior.  Tiene varios premios literarios como el de la Ciudad de Jumilla y de los Juegos Poéticos Jacobeos de Cartagena. Es Miembro Correspondiente de la Real Academia de Alfonso X, el Sabio, de Murcia, tiene el premio especial dios Hypnos, del Excmo. Ayuntamiento de Jumilla y el Jumillano del Año.

Fundó la Colección poética Jumillea donde publicaron diversas personas mayores y jóvenes, como Antonio Coloma, Ana María Tomás, Ana María Olivares, Faustina Bustamante, Ana María Gil, Aurora Jiménez, Manuel Gea, Lucía Fernández e Inmaculada Ortuño. Fue cronista volante del diario La Verdad de Murcia y delegado regional del periódico madrileño YA, la revista Signo y corresponsal de la Agencia EFE, Radio Nacional de España y colaborador del Centro de Televisión Española en Murcia. Hoy colabora en el diario La Verdad y los semanarios Jumilla Siete Días, El Noroeste y Arrels, entre otras publicaciones.

FAUSTINA BUSTAMANTE TOMÁS

Nace en Jumilla, y tiene cuatro hijos. De la enseñanza Primaria pasó a las clases con profesor particular, para alternar su trabajo de modistería en la juventud.

Apasionada de la lectura de autores diversos con su tía Amelia Tomás y después de casada con su esposo escritor, se ejercitó desde la niñez en tomar apuntes y redactar sus observaciones en cuadernos manuscritos, de los cuales ha salido su feliz producción poética que llega hasta nuestros días. Ha publicado en alguna revista nacional como Fraternidad, Iglesia hoy, de los franciscanos y en  periódicos y semanarios como El Picacho, El Carche, Revistas de Semana Santa de varios pueblos y el semanario local Jumilla Siete Días, la Hoja digital del Monasterio de Santa Ana del Monte..

Es autora de dos poemarios El Velo de mis Secretos (mayo 1999)  y Los colores de mi arco iris (noviembre 2001) Es una mujer sensible que capta los delicados matices del alma y describe el paisaje de la vida familiar y los paisajes con alma de romanticismo y religiosidad, con especial énfasis de colores marinos o montañeros, quizá por haber sorbido este espíritu del santo ecologista Francisco de Asís, de cuya Tercera Orden Seglar, en Jumilla fue su  presidenta, durante casi dos decenios.

Como militante franciscana ha glosado innumerables veces los valores de la sencillez, la pobreza y la humildad, ha manifestado su fe en los valores del espíritu de San Francisco de Asís, cantor universal de la naturaleza y ha suscitado u organizado con su marido, viajes de matrimonios y personas, actos culturales y efemérides religiosas.


SALVADOR MORENO PÉREZ

Nace en Jumilla un 7 de Marzo de 1942. Arquitecto de profesión y poeta de entusiasmo y pasión. Posee un verbo fluido y utiliza la ironía en algunos de sus poemas con total maestría. Ha sido galardonado con el primer premio en numerosos certámenes como el “Villa de Sonseca” en Toledo, “Ateneo” en Sanlúcar de Barrameda y “Ciudad de Jumilla”, entre otros. Tiene en su haber varios accésit como el recibido en Cáceres “Villa de Galisteo”. Escritor que cultiva también la prosa, recibió el  primer  premio en el II Certamen de relato “Valentín Palacio” en Pola de Siero (Asturias).

Finalista en el X Premio “José de Espronceda” en Almendralejo (Badajoz) y en el III Premio de poesía “Fray Luis de León” en Cuenca, entre muchos otros.

Salvador Moreno es un poeta que utiliza sus versos como sinónimo de emoción y sentimiento por las pequeñas cosas que la vida nos ofrece a diario, sus composiciones están plagadas de aromas de infancia, olores de huerto y flores  de su tierra natal. Su ágil palabra nos recuerda que la vida continua a pesar de los sinsabores y como hombre enérgico y vitalista nos invita a vivirla con absoluta plenitud.

Tiene considerables publicaciones:

Abonico se enciende la mañana. Por el Instituto de Estudios Jumillanos.

Edición del Primer Premio  El rincón Poético del ATENEO de Sanlúcar de Barrameda.

Palabras de Madrugada. Edit. Morandi. Madrid.

Jaque al reloj de sol. Colección Biznaga, nº. 22, Casa de Málaga en Madrid.

Teselas en el aire. Ayuntamiento. de Jumilla.

Envoltorio de Sueños. Ed. Nausikáa. Murcia.

Paisaje con figuras. Diputación Foral de Alava.

De luces y oscuridad. Edit. Devenir. Madrid.

Jaque al reloj de sol II. Amarú  Ediciones. Salamanca.

Cuaderno de emergencias. Ayuntamiento de Armilla (Granada).

Jaque al reloj de sol III. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Alcotana. Por la Fundación “Francisco Sánchez Bautista”.

A escala humanaPert.P.Marcelino Quintana. Arucas (Las Palmas)

ÁNGEL FRANCISCO CUTILLAS

Nace en Jumilla el 12 de Septiembre de 1946 en la calle del Loreto nº 19 (hoy C/ Canalejas).
A la temprana edad de tres años, su madre, Antonia Mª Cutillas Carrión, le enseña a leer y escribir; su padre, Juan Francisco Jiménez, maestro nacional, se encarga de su posterior formación hasta los nueve años en que efectúa los exámenes de ingreso de bachillerato en el colegio municipal San Francisco de Asís . Gracias a los desvelos de sus padres, Ángel se convirtió en un gran lector que ya conocía lo más variado de la literatura castellana. Heredó de su padre la afición por el dibujo.

Su amor sin límites, por las cosas de su pueblo, Jumilla, le llevó desde su niñez a ser semanasantero, estando presente en la refundación de la hermandad de San Juan en el año 1952, y también en la del Nazareno. Fue creador de la procesión penitencial de Martes Santo en el año 1973.

Estudiante brillante, dadas sus calificaciones, marcha a Madrid a mediados de los años 60 para estudiar arquitectura. Termina su carrera de arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, obteniendo su título en el año 1977. Trabaja en Jumilla y en toda España, quedando su arte plasmado en numerosas obras a lo largo y ancho de la misma.

Hombre de gran formación humanística, comienza a desarrollar sus dotes de escritor, destacando como articulista en periódicos y revistas.  Escribe libros sobre historia, costumbres, teatro, forja, etc.  sobresaliendo en sus escritos sobre rocas y minerales, materia de la que es uno de los mejores expertos coleccionistas de España. Su carácter inquieto le conduce a estudiar la historia de Jumilla y a estar siempre pendiente de todo asunto que concierna a su querida tierra.

En 1977–1978 crea junto con algunos amigos la Asociación Amigos de Jumilla  de la que ha sido presidente y directivo en varias ocasiones  y el Conjunto Histórico Artístico de Jumilla.

En el año 2005 recibe el premio Jumillano del Año, honor que le produce una enorme satisfacción.


AURORA JIMÉNEZ CUTILLAS

Nace en Jumilla un frío 14 de Enero de 1952. Estudió desde muy pequeña en el colegio de las Reverendas Madres Dominicas. Después de hacer el examen de ingreso en bachiller comenzó a estudiar en el antiguo colegio San Francisco, tras su paso fugaz de un año por el internado de la capital María Hurtado regresó a Jumilla para comenzar sus estudios de Magisterio con D. José Yagüe Ortuño con el que concluyó la carrera. Es de destacar que los estudios realizados los hizo como alumna libre. Después vendría la oposición al cuerpo de maestros que ganó en 1977 en Valencia, aunque ya había trabajado como interina dos años en Jumilla. Posteriormente tomó posesión como provisional en Fontanares, Agrupación Escolar Mixta Conde Salvatierra de Ávila donde permaneció tres años para luego pasar a Canals ejerciendo dos años más allí en el C.P.José Mollá. En 1982 tuvo su primer destino con carácter definitivo en la Escuela Graduada Mixta de Canara– Cehegín, siendo directora de esta agrupación los cuatro años que permaneció allí.

En 1986 es trasladada de nuevo a Jumilla al C.P. Miguel Hernández donde desempeñaría su labor hasta junio de 1997, fecha de su jubilación. Tras 22 años ejerciendo como maestra pasó a una vida plena de actividades culturales. Fue cantante solista del grupo Coros y Danzas Francisco Salzillo de Jumilla, miembro fundador del mismo y con el que actuó en buena parte de España y en Alemania, Italia, Austria y Portugal. Cursó estudios de solfeo y piano y fue alumna privilegiada del Maestro D. Julián Santos.

Formó parte de la redacción de El Picacho, revista cultural de la Asociación Amigos de Jumilla de la que fue socio fundador. Entró a formar parte en función de coordinadora del Grupo de Trabajo de Internet a Magnus Scholaris Rete del C.P.R. de Yecla donde mantiene publicaciones a  través de la red de carácter educativo y cultural, centrándose ella en el área de Lengua y Literatura.

Siente gran interés por el mundo de la poesía que junto con el amor a su pueblo la lleva a escribir sentidos poemas por su tierra, amén de otras temáticas. Viajera incansable, su curiosidad por otras etnias y culturas la conducen a recorrer casi toda España, así como diversos países de Europa. En 1991 visitó Estados Unidos, recorriendo de costa a costa sus principales ciudades.

Persona con profundas inquietudes espirituales y conocedora del ser humano en cuyo interior a menudo bucea para plasmarlo en sus composiciones poéticas con un cúmulo de sensaciones y sentimientos partiendo siempre de su propia experiencia.

Entre sus publicaciones se encuentran, el cuaderno nº 9 de la colección poética Jumillea, titulado Estoy aquí, no soy un sueño y de más reciente edición el libro Vivir en el Tiempo donde mezcla narrativa y poesía con gran destreza.

Le sobreviene la muerte  inesperadamente el día  14 de Junio de 2010.


JUAN CASTELLANOS GÓMEZ

Nació el 24 de enero de 1953 en Jumilla (Murcia). Ama desde muy niño la poesía y escribirla es para él una necesidad espiritual, aunque ha cultivado todos los géneros literarios excepto el ensayo.

En los juegos florales por correo que organizaba el Club CCC, fue galardonado en 1981 con la Flor Natural y en 1983 con la Eglantina o Jazmín Real. En su pueblo natal, Jumilla, obtuvo un Accésit en la convocatoria del  premio literario Ciudad de Jumilla en 1985 (30 años después sería jurado de este premio).

Trabajó durante 17 años en Ibiza. Durante años DIARIO DE IBIZA,  se hizo eco de su quehacer literario, publicándole poemas, artículos y cuentos.

En 1993 publicó en Jumilla un libro de poemas  Experiencias vividas en Jumilla hechas poemas una recopilación de poemas escritos a lo largo de su vida hasta entonces. Son poemas escritos desde la nostalgia y el corazón.

Colaboró en el periódico de Jumilla EL CARCHE, en EL PICACHO, en los libros y revistas de las fiestas y fundó su propio periódico LA CEPA.

Fue premio AYUDA de poesía por su obra  POEMAS A UN IMPOSIBLE AMOR y finalista por su obra  A AQUELLOS QUE OLVIDAMOS. Está incluido en ESCRITORES DE MURCIA,  (Ediciones El Paisaje)  DICCIONARIO DE POETAS (Ediciones El Paisaje)  BIOGRAFÍAS DE LITERATOS (Ediciones El Paisaje). Miembro de la “Asociación Mundial de Escritores” (A.M.E.) de Castrocalbón (León) con Diploma nº 754. Vinculado a la Asociación de Jóvenes escritores de Cataluña,  permaneciendo en ella casi treinta años.

Por motivos de salud estuvo apartado del mundo de las letras unos años.

Desde 2003 hasta 2008 colaboró con el periódico CANFALI , siendo corresponsal de Jumilla para este periódico los últimos tres años.

Desde hace un año colabora con el periódico digital EL ECO DE JUMILLA que pertenece al grupo COPE.


FRANCISCO MARTÍNEZ PÉREZ

Nace en Jumilla un gélido día de Febrero de 1953. Su familia, humilde y trabajadora regentaba una barbería en la que él trabajaría en sus años de adolescencia.

Cursó los estudios básicos, sin embargo, desde niño mostró una gran devoción por la lectura, lo que le llevó con los años a poseer una vasta biblioteca en su casa donde pasaba interminables horas leyendo. De carácter introvertido y solitario, los libros eran su mejor compañía. Tenía una curiosa afición, solía mantener correspondencia con Jefes de Estado y personalidades de la política mundial, cuyos autógrafos y fotografías coleccionaba.

A pesar de su timidez, era un hombre benévolo, servicial, siempre estaba dispuesto a ayudar a aquel que lo necesitara, lo que le granjeó la simpatía y el afecto de sus paisanos y de cuantos le conocían.

La poesía, presente en su vida desde la niñez, está cargada de un profundo y arraigado sentimiento que raya en el dramatismo. La muerte es una constante en su obra. Sus versos nos hacen recordar aquellos que escribió el desventurado Charles Baudelaire.

Hizo varias autoediciones, la más destacada llevaba por título Caminar.

Falleció el 28 de Mayo de 1985, dejando escrito el epitafio que reza en su tumba:

Fue sin estar

Vive ahora que yace

Dejó unos escritos y un beso para nadie.


ANA MARÍA TOMÁS OLIVARES

Filóloga, poeta, dramaturga, articulista, prologuista y narradora, nació en Jumilla (Murcia) un 22 de Junio de 1956. Realizó estudios de Economía desempeñando, desde muy temprana edad, actividades administrativas en diferentes empresas. En 1991, ya casada y con tres hijos decidió que, si bien no es verdad que querer es poder, sí lo es que hace más quien quiere que quien puede, y decidió ir tras el sueño de su vida: las Letras, enfrentándose a su destino, o, yendo, definitivamente, tras él. Ingresó en la Universidad de Murcia y estudió “Filología Hispánica”. Cinco años más tarde era licenciada. Continuó un año más realizando el C.A.P. con el fin de dedicarse, en un primer momento, a la enseñanza.

Rápidamente se dio a conocer en el mundo literario pues el segundo año de carrera ganó el Certamen “Cartas Universitarias de Amor” de la Facultad de Letras de UMU, entre más de mil cuatrocientas. A ese premio le siguieron otros que sirvieron, en un primer momento, de estímulo en su incipiente universo creativo.

A partir de ese momento su actividad literaria no paró, compaginando estudios, escritura y mundo familiar con cursos de formación complementaria y participaciones en jurados y conferencias.

Tiene publicados cuatro poemarios El alba (1993), La cifra mágica (1997), Las estaciones de la locura (2000), Memoria intacta como el ámbar (2003). Ha sido recogida en diferentes antologías poéticas y ha publicado numerosos relatos junto a otros autores.

De igual manera tiene publicado los libros Historias y deseos  (2001), y Palabras para Eurídices (2003) que recogen una selección de artículos periodísticos, el último libro como ganadora del Primer Premio Nacional de Periodismo “Fundación Mastia”. Ha elaborado el libreto de la zarzuela El Fantasma de la Tercia con música del maestro D. Julián Santos (estrenada en Novbre. de 2008. Teatro Vico).

Tiene una columna semanal en la prensa regional desde 1996. Primeramente en el diario La Opinión” de Murcia desde enero 1996  hasta enero de 2004 que pasó al diario “La Verdad” de Murcia (Vocento), que armoniza con diferentes actividades literarias.

Ha realizado numerosas conferencias, sirvan de ejemplo: “La Poesía en el Quijote en el IV Centenario del mismo (2005) en la  Universidad de El Cairo (Egipto), al tiempo que era requerida para leer sus poemas en el Instituto Cervantes de la citada ciudad.  O Influencia de la Moda en la SaludMurcia, 2003 en la  Universidad Internacional del Mar. O su ponencia sobre (“Prosa Periodística de Pérez Reverte”, en  el XXX Curso de Lingüística Textual. UMU. Murcia 2007)

Ha sido traducida al persa por el profesor de la universidad complutense Dr. Saeed Hooshangi; al árabe por el profesor Dr. Mahmoud El Sabed Aly; y al italiano por la profesora Elvira Maeson de Prenz.

Mª CRUZ TRIGUEROS MATEOS

Nace en Jumilla, el 6 de febrero de 1957. Su niñez trascurre en esta ciudad, en la calle de “Las casicas”, en la escuela de las Dominicas y de Dª María Tévar. Más tarde cursa el bachiller en el Instituto Arzobispo Lozano. Se licencia en Derecho por la Universidad de Murcia, con algunas dudas de vocación y periodos de “pasotismo”. Pasa un curso en Oxford y Londres. Tras regresar de  Inglaterra, sufre una crisis personal que comienza a solucionar ejerciendo como abogada en su ciudad natal. En estas fechas, en la Asociación cultural HYPNOS, reencuentra a su amor de los 10 años y se casa con él. Tienen un hijo y una hija.

En 1992 deja el ejercicio de la abogacía y comienza a trabajar en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Jumilla. Por último, en 1998 se traslada a Murcia capital para trabajar como funcionaria de cuerpo superior de administradores en la Comunidad Autónoma, donde continua en la actualidad. Sin embargo, no se aleja del pueblo, pues todos los fines de semana regresa a su casa jumillana, donde durante la semana vive su marido. A lo largo de estos años, a través de la Asociación Hypnos ha participado en la vida cultural de pueblo, organizando conciertos, recitales, teatro leído, bailes, etc…

Desde muy niña sintió una gran atracción por la lectura y ya no ha dejado de leer. Y, mientras leía, intuía la posibilidad de ser escritora, de escribir. A los 20 años comenzó a leer poesía. Juan Ramón Jiménez y Kavafis. Entonces empezó a escribir. Ha colaborado escribiendo las columnas de opinión “Limpiando el frigo” y “Las infinitas vidas de Erudita Guedes”, en la revista “el Picacho” que edita la Asociación de amigos de Jumilla, donde también ha publicado algunas poesías, así como en la revista “El Yunque libertario”. En 2002 el Excmo. Ayuntamiento de Jumilla en colaboración con  HYPNOS publicaron su libro de poesía “Pensamientos, sentimientos urbanos”.

INMACULADA ORTUÑO MARTÍNEZ

Nace en Jumilla (Murcia) en Diciembre de 1957. En dicha ciudad cursa el Bachiller Elemental. Comienza sus estudios universitarios en Murcia, terminándolos en Alicante.

Lcda. en Geografía e Historia. Ha vivido en diferentes ciudades del litoral mediterráneo. Desarrolla una labor social importante con la juventud, participando con ella en diversos congresos y convivencias nacionales y en Roma.

Trabaja en el Centro de Investigación y Museo de Arqueología Submarina en Cartagena. Cuenta con diferentes premios de poesía. Fue finalista en el Ateneo de Santander y Premio a la letra inédita de Villancico en Valladolid.

Ha trabajado en distintos medios de comunicación nacional como en la Revista Época. La Clave. ABC. Actualmente es columnista de EL Mundo de la CV. Participa en tertulias políticas de tv. Tiene su plaza de profesora en el IES Miralcamp de Vila–Real (Castellón), desde hace dos años trabaja en el gabinete de Asesoramiento y Comunicación de la Consellería de Educación de la Comunidad Valenciana.

JOSÉ MARÍA IBÁÑEZ GUARDIOLA

Nace en Jumilla en Septiembre de 1961. Cursa los estudios primarios en el colegio público Ibáñez Martín, pasando posteriormente al colegio La Asunción. Estudia el bachiller superior en el Instituto Arzobispo Lozano de Jumilla.

Hombre de naturaleza inquieta, marcha a Murcia para iniciar la carrera de Magisterio, pero al poco tiempo la abandona e inicia una etapa algo bohemia tocando el piano en La Puerta del Pozo en dicha ciudad.

Más tarde retoma su vida de estudiante y se matricula en Publicidad y Marketing haciendo las prácticas una vez terminados sus estudios en la cadena SER.

Comienza a escribir manejando con destreza tanto el género poético como la narrativa.

En 1999 gana el Primer Premio de Poesía en el Certamen Internacional Literario Ciudad de Jumilla, así como en el 2003 concursando en la misma categoría.

Con La Suite Santa Ana recibe un premio de la Casa Regional de Murcia y Albacete.

En 1998 recibe el accésit en narrativa por su obra El alma de la Tierra en el Certamen Literario Ciudad de Jumilla.

Escribe un relato titulado Noches de Brujas, con el que consigue un premio en Mérida.

Sin dejar nunca de lado la música, funda  y participa activamente en el Grupo Los Midas y más tarde en el llamado Salicornio.

Colabora escribiendo en periódicos locales como Siete días. En la actualidad continúa desarrollando su faceta como músico y poeta.


PEDRO PIÑERO GIL

Nace en Jumilla, un 2 de Diciembre de 1963. El dolor le golpea demasiado pronto. Pierde a su padre cuando contaba tan sólo seis años de edad.

Su madre, Salvadora Gil Tomás, no se deja vencer por tan desdichado acontecimiento y gracias a su tesón y sacrificio, nuestro autor consigue la Licenciatura en Historia del Arte por la Universidad de Murcia (1981–1986), así mismo cursa dos años completos de Filología.

Intentando poner orden en su vida, marcha a Dublín y es en la capital irlandesa donde se asienta durante ocho años, en los que obtiene la Diplomatura en Hostelería y Turismo por el D.I.T (Dublín Institute of Technology) en 2001.

Un año después regresa a España y establece su residencia en Dehesa de Campoamor, donde regenta un pub irlandés llamado “The Trinity”.

Muy ligado a la tierra que le vio nacer, escribe por afición, ante todo, cultiva el género de la poesía, publicando algunos de sus poemas en libros oficiales de Semana Santa y demás fiestas tradicionales de Jumilla.

Conocedor de los poetas clásicos, intenta, siempre que el tiempo se lo permite, estar al día en la actualidad poética. Asiduo lector y hombre de profunda sensibilidad, sigue plasmando sus más íntimos sentimientos a través de los versos.


ANA MARÍA OLIVARES TOMÁS

Nace en Novelda (Alicante), a edad muy temprana pierde a sus padres por lo que se traslada a Jumilla, donde es acogida en casa de sus tíos. Es en este pueblo murciano donde toma contacto con la Literatura de la mano de una de sus primeras profesoras, doña Ana Tomás Herrero, quien le descubrirá los placeres de la lectura poética. Comenzará leyendo a los clásicos españoles renacentistas y barrocos, pero será la figura señera de Antonio Machado la que le marcará el camino, que desde sus inicios a los 12 años no habrá de abandonar hasta el momento.

Tras la estela machadiana, aderezada con influjos modernistas y románticos, Ana María Olivares transitará por la poesía cantando a Castilla, como perenne homenaje a su inevitable inspirador, pero también a la memoria de su padres, a sus seres más queridos, al amor, la soledad, la ausencia, temas todos impregnados de su propia experiencia vital, rastreable en cada una de sus obras, puesto que son, en mayor o menor medida, expresión de sus sentimientos más profundos, de sus penas y alegrías, en definitiva, de su vida. Es en esa clave que hay que interpretar el cuaderno de poesía Al viento voy a contarle perteneciente a la colección poética “Jumillea” (Ayuntamiento de Jumilla, Jumilla, 1994) y sus libros Ausencias (Ayuntamiento de Jumilla,  Jumilla, 1999), Noches de Sándalo (DK Desarrollos, Estepona, 2004), Mareas de otoño (Ediciones Cardeñoso, Vigo, 2008), A solas con Selene (Editorial Poesía eres tú, Madrid, 2010), así como Acordes de Melancolía (CD, Editado por Blue Project Música, Molina de Segura, 2007) en el que, acompañada a la guitarra por Don  Antonio Piñana Calderón, recita sus propios poemas, o la obra de teatro en verso Ser fiel a sí mismo, representada por un grupo de alumnos del Instituto donde cursó el bachiller superior.

Además de su abundante obra poética, la aportación de Ana María Olivares a la vida cultural de su pueblo adoptivo ha sido cuantiosa, destacando como rapsoda en el grupo Junquillo los últimos 11 años y participando en diversas ocasiones en presentaciones de libros, fiestas y otros eventos de carácter social, ejerciendo de jurado en numerosos premios literarios de variado tipo y alcance.

En la actualidad, estudia Filología Hispánica por la U.N.E.D, haciendo así realidad uno de sus mayores sueños.

JUAN JOSÉ LAJARA CÓRCOLES

Nace un 20 de Julio de 1981 en Jumilla. Ya desde pequeño soñaba con ser escritor algún día, quizás por ello, siempre andaba emborronando papeles y haciendo más trabajos de los que se le encomendaban en el colegio. A los 15 años comienza a escribir su primer relato, una pequeña historia sobre dos enamorados que todavía conserva, también a esa edad se despierta su vena poética.

Tras varios años en los que intenta retomar sus estudios, se dedica a escribir por encargo, y es en esa época un tanto insegura cuando decide presentarse a concursos.
Recibe un 3º premio en la modalidad de relato en Arte Joven, siendo ganador al año siguiente y obteniendo un 2º puesto en el tercer año consecutivo.

Es finalista en el Certamen de Poesía Intercomarcal de Onda Cero en la vecina Yecla.
En esa ciudad conoce a varios poetas que le introducen en el Circulo Poético, al cual pertenece, lo que le produce una gran satisfacción personal y profesional. Escribe dos poemarios que piensa publicar en breve.

Prepara oposiciones, lo que no le supone ningún inconveniente para seguir escribiendo.
Nace su primera novela Sendas a Nutopía que será publicada a corto plazo por la editorial Nausicaa.

Participa en el año 2005 y 2006 en el concurso CREART.

Descubre una nueva e interesante faceta. Es articulista en la revista digital mexicana Fumarola, a través de R.E.M.E.S (Red Mundial de Escritores en Español).

Es columnista en el periódico Siete Días de Jumilla y en el diario digital El Eco de Jumilla, lo que le llena de orgullo como jumillano.

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online