Mario Martín Lera: ”No debemos olvidar que siempre que ejercemos nuestra libertad nos estamos constriñendo”

Peregrino en su tierra es el libro de Mario Martín Lera una joven promesa de la poesía que dejo su carrera de periodismo para estudiar filología clásica.

 

-          En “Peregrino en su tierra” nos hemos encontrado un libro de factura muy clásica, apostando en todo momento por la rima, por los endecasílabos… ¿Qué te llevó a elegir este formato? ¿No te dio miedo que pudiera parecer “anticuado” en una lírica moderna marcada por el verso libre, sobre todo entre los autores jóvenes como tú?

 

Siempre me ha atraído la rima. Antes que en la lectura, incluso, en la música ya me fijaba en géneros o artistas en que predominaba y que se escuchaban en casa, como Joaquín Sabina, o en la calle, caso del rap. Luego, cuando comencé a leer en profundidad, con un gusto muy especial por lo histórico, me atrajeron los poetas del Siglo de Oro, Quevedo particularmente, quizá por el impacto que me causaban sus sonetos satíricos. Yo quería hacer lo que él hacía. Y poco a poco me fui interesando por otros poetas y estructuras… Que el libro tenga este formato no es más que una consecuencia de ese cúmulo de cosas.

Nunca me planteé hacerlo de otro modo porque, primero, la forma en que escribo es una extensión de  mí mismo y no una elección conscientemente artificial, y segundo, era demasiado obvio que me atraía algo que se cree en desuso, así que una vez comprendido eso me he tomado la cuestión con un ánimo abiertamente combativo.

-          ¿La rima te constriñe a la hora de crear un  poema o te da unas pautas? ¿Hasta que punto se pierde libertad?

 

Personalmente, que exista una mayor cantidad de pautas a mí me supone un reto, una pelea con el lenguaje que muchas veces es el verdadero atractivo de escribir un poema. No debemos olvidar que siempre que ejercemos nuestra libertad nos estamos constriñendo, si así lo vemos, pues una elección supone el descarte de otras muchas. Cuando el proceso es consciente y lo elegido por gusto es el talento y la práctica lo que miden la calidad de la composición. No se puede echar la culpa a la estructura;  ya no hay una obligatoriedad de usar la rima por convención. El mismo Machado expresaba sus reticencias al verso libre de modo sencillo y, creo, coherente:

 

Verso libre, verso libre,

líbrate mejor del verso

cuando te esclavice.

 

 

 

-          En tus nuevos poemas, si los hay ya, ¿Sigues apostando por este tipo de poesía?

 

Sí. Lo que varía, que es lo central, es el contenido, y por otra parte el lenguaje, el léxico. El tiempo que inspira este libro es la Edad Media y el Siglo de Oro. Lo grecolatino y la poesía modernista, que ya se infiltran en algunos poemas, están siendo unas influencias bastante poderosas últimamente. Además, ni mucho menos he logrado dominar la técnica, y cada estructura, ya sea un soneto, un romance o una lira exige un tempo y se aviene más a un tema u otro. Aún queda mucho por aprender.

 

 

-          ¿La idea de “Peregrino en su tierra”, remite, quizás, a ese sentimiento de desarraigo con el presente que parece presidir el libro?

 

En parte, pero además de cierto desarraigo temporal está el espacial. En cuanto al tiempo, el proceso que lleva a la edad adulta suele ser complicado, un choque de realidad con el mundo en que se vive. El hecho de que éste esté en descomposición, que “jubile” conceptos no del pasado, sino inherentes al propio ser humano lo hace aún más confuso si cabe. Por otro lado, que el pueblo de mis mayores se ubicara en el viejo camino francés a Santiago me hacía reflexionar no poco sobre que estamos aquí de paso, etapa tras etapa, y al salir a estudiar lejos del hogar se fue cimentando la impresión de esta vida como un peregrinar incesante.

 

 

 

-          Como estudiante de periodismo y como poeta, ¿Cuál es tu idea del lenguaje, cuál es tu relación con la lengua?

 

Guardo muchísimo amor y respeto tanto por el idioma mismo como por aquellos que lo han cultivado con belleza y con acierto.

En periodismo se dan unas pautas, pocas y muy claras, que me parecen útiles en un principio (lenguaje sencillo, oraciones breves), pero luego cierta falta de práctica en la carrera no permite ir más allá. No podemos olvidar que hoy periodismo no es sólo el escrito, así que es el estudiante el que debe preocuparse de mejorar aquella faceta que le interese. No queda otra. Obviamente, mi relación con el lenguaje, más estrecha cuanto mayor conocimiento, ha ido evolucionando y eso se nota a la hora de hacer un trabajo o una reseña. No obstante, en esos casos intento atenerme a que el mensaje sea comprensible para el destinatario, como es necesario, equilibrando el gusto propio y la finalidad divulgativa del texto, concepto que no tengo tan presente a la hora de escribir un poema, cuando el destinatario ideal muchas veces soy yo mismo.

 

 

 

-          ¿Qué es lo que mueve a un joven de 24 años a sentarse delante de un papel y escribir poesía? Porque no es, ni mucho menos, una actividad popular…

 

Pues sobre todo el disfrute y la satisfacción que me produce la escritura es lo que me ha ido motivando a continuar. Entre todo lo que leía,  la poesía, a la que quizá en un tiempo vi con los prejuicios con los que se suele ver, me atrapó y a la hora de escribir la empecé a sentir como mi medio de expresión. La asistencia hace cinco años, durante un viaje de estudios, a una representación de Cyrano de Bergerac supuso también un punto de inflexión en mi estimación por ella y por el verso. A partir de ahí…  Yo tenía, y tengo, una necesidad de expresar con palabras, no ya a los demás, sino a mí mismo también, ciertas reflexiones y sentimientos. Hacerlo mediante el verso, mediante la rima, mediante la creación es el modo que he encontrado de conjurar algunos fantasmas y de conversar con mis sueños.

 

-           Finalmente, cuéntanos qué autores has tomado como referencia para este libro.

 

Si obviamos otros géneros como la novela, la historia o la filosofía, que han sido germen de no pocas cavilaciones y motivos de escritura, como decía, es probable que Quevedo esté en la génesis de todo. Otros autores que he leído con interés y me han acompañado estos años son Ricardo León, Jorge Manrique o Antonio Machado, además de la obra colectiva que supone el romancero. Unamuno también ha sido una lectura continuada. Luego, en poemas concretos he tenido influencia de Miguel Hernández  o Sor Juana Inés de la Cruz, como es el caso de la segunda en “Epístola de ausencia”. Destacaría también el teatro áureo español, de gran riqueza poética, con el grandísimo Lope a la cabeza, escoltado por Calderón y Tirso. Y quizá, para terminar, y sabiendo que me dejo muchos nombres en el tintero, el excelente Rubén Darío, cuyo influjo, que merece ya una dedicatoria en el libro, se ha de notar aún.

Comentarios desactivados en Mario Martín Lera: ”No debemos olvidar que siempre que ejercemos nuestra libertad nos estamos constriñendo”

Magdalena María Reyes: “El mayor don de la poesía es la libertad”

Magdalena María Reyes Puig (Montevideo, Uruguay, 1970) . Es bisnieta del poeta uruguayo Dr. José María Delgado (Uruguay, 1885-1956), fundador de la revista literaria Pegaso en 1921 y ganador de varios premios y menciones literarias otorgados, entre otros, por el Ministerio de Instrucción Pública, el Certamen Latinoamericano de Poesía organizado por el diario “La Prensa” de Buenos Aires

(1939), la Academia Nacional de Letras (1950) y el Jurado del Concurso Hispanoamericano organizado por “ABC” de Madrid para perpetuar la hazaña del “Plus Ultra” (1926). Es licenciada en Filosofía y realizó estudios de Psicología. Actualmente ejerce como docente de Filosofía, Psicología y Teoría del Conocimiento. Magdalena, acaba de publicar su libro: Yo mujer en España con el sello editorial Poesía eres tú.

 

“Yo mujer” deja claro desde el título que el contenido del libro es el diálogo íntimo de una mujer consigo misma. ¿Hay lugar para una poesía feminista? Y si es así ¿qué singularidades tendría esa poesía?

 

La poesía es un lenguaje universal, y entonces no creo que se pueda hablar de ella en términos de género ni de ningún otro tipo de orden o categoría. Si bien “Yo Mujer” encarna el diálogo de una mujer consigo misma, es el recurso de la poesía como medio para expresar éste diálogo lo que le otorga a la obra un carácter universal. La poesía, encumbrada en la cúspide del Olimpo, trasciende todos los accidentes, sistemas y registros, para concedernos ese maravilloso e inextricable misterio de la humanidad. Basta dejarse tocar por la magia que engendra y suscita la poesía para poder sentir que a pesar de todas las distancias, subjetividades, intimidades y diferencias, todos estamos esencialmente congregados en ese, ¡tan nuestro!, ser “humanos, demasiado humanos”. Es que la poesía habla desde el sentir que,  aún aunado y confundido con el pensar, es ese río que fluye brioso y rebelde en lo más profundo de nuestra esencia, esa de donde todo lo humano emerge y hacia donde todo lo humano regresa.

Así, sólo deberíamos concedernos la libertad de hablar en términos de el/la poeta, y quizás hasta de diferentes estilos que pueden distinguir entre formas relativas de escribir poesía según el género, pero no así de la Poesía; su mayor don es la Libertad, a la cual jamás renuncia aún a pesar de todos los esfuerzos por subordinarla a nuestro humano discernimiento y a la seguridad que nos provee el orden lógico de toda categorización.

 

 

-          Esa poesía feminista es, en cierto modo, también un alegato social sobre el papel de la mujer en el mundo, aunque se enfoque desde la vida íntima de la mujer, ¿no?

 

Es innegable que existen diferencias en los roles que cumplen hombres y mujeres en el mundo,  y también es cierto que el Arte ha sido muchas veces un medio para dejar constancia, en forma consciente o inconsciente, de éstas diferencias. Mujeres, y también hombres, que han encontrado en su sentida conformidad o disconformidad con el rol que les toca y con el papel que representan, la inspiración para engendrar y dar a luz una obra de arte que profiera una confesión o una protesta.

En contextos tan complejos donde se encuadran éstas diferencias, el rol de la mujer es el que más transformaciones ha sufrido en éstos últimos tiempos lo cual, sumado a la aparentemente mayor complejidad de la naturaleza femenina, ha colocado al tema de “la mujer” en tapete de las más recientes reflexiones científicas, artísticas y filosóficas. Ya lo dijo Dostoievky; “La mujer, sólo el diablo sabe lo que es; yo no lo sé en absoluto”. Y “Yo Mujer” comulga en este sentir el misterio de la femineidad, mas en este caso en carne propia, lo cual se evidencia en el contenido de la obra y se termina de concretar en el tono sentencioso de su  epíteto. “Yo Mujer” refleja la multiplicidad compleja y contradictoria de todas las mujeres que me habita a mí, su autora, y en ese sentido soy yo, pero también puede ser otra, u otras mujeres, o inclusive todas las mujeres del mundo… Pero cada día siento con más fuerza y convencimiento que también puede ser otro hombre, u otros, hasta todos los hombres del mundo, y esto aunque sea tan sólo porque, como toda la Poesía, “Yo Mujer” es la exclamación de una vida sentida, y en eso estamos, sin lugar a dudas, todos los seres humanos por igual  inmersos e incluidos.

“Yo Mujer” se dio a luz gracias a un impulso de libertad y de vida que se impone sobre todo acto individual de voluntad y, entonces, si hoy representa o no un alegato social, esto será por el propio fluir libre de la obra que está ahora en el mundo pronta para entregarse, dialogar y comulgar con quien se embarque en su lectura y esto, estoy profundamente convencida, ya me trasciende a mí como su autora.

Por mi parte, ahora sólo espero que quien sea que la lea simplemente pueda pensar y sentir; “¡Sí, es así como lo siento…!”

 

 

-          Técnicamente, nos ha sorprendido el recurso de mezclar, versos cortos, más tradicionalmente poéticos, con versos más largos e incluso prosa. ¿Qué te ofrece esta técnica, por qué decidiste emplearla?

 

Más que una técnica premeditada, el recurso de intercalar el verso con la prosa poética, proviene de esa doble pasión y dedicación que siempre he profesado por la Poesía y la Filosofía. Al momento de escribir siempre sentí latir en mí esa música que me empuja a tomar la palabra y ponerla en un contexto donde no sólo signifique algo, sino también sea una nota o un acorde dentro de esa sinfonía –el poema- que contiene y abraza el auténtico sentido de lo que quiero expresar. Como escritora, me siento poeta, sin lugar a dudas, ya que es poesía lo que resuena y brota desde mi fuero más íntimo cuando me dedico a escribir. Pero también palpita en mí esa urgencia por indagar y desentrañar ideas y conceptos, tan propia de mi profesión de filósofa y para la cual la poesía sola no siempre es un recurso suficiente, razón por la cual recurro a la prosa. Sin embargo, es tan fuerte esta propensión hacia la poesía que incluso mi prosa tiene una rúbrica lírica. Así, esta técnica me ofrece la posibilidad de integrar mis dos profesiones en una misma obra ya que, como María Zambrano, creo en el valor de proponer y fomentar una “razón poética” donde, como antaño,  Filosofía y Poesía comulgan con el objetivo de iluminar la existencia.

 

-          Otro asunto que nos ha llamado la atención es que decidieras publicar en España tu primera obra ¿Qué te llevó a ello?

 

La decisión de publicar mi primera obra en España responde al hecho de que allá se le abre a la poesía un espectro mucho más amplio de posibilidades que en mi país. En Uruguay se edita muy poca poesía que es, por lo general,  leída y disfrutada por un círculo reducido de amantes y estudiosos del verso y la prosa poética. Esto resulta especialmente paradójico tomando en cuenta que Uruguay ha sido cuna de talentosos, fecundos y reconocidos poetas tales como Juana de Ibarbourou, Delmira Agustini, Idea Vilariño, Mario Benedetti, Jules Supervielle, Susana Soca, Juan Zorrilla de San Martín, Julio Inverso, Marosa di Giorgio, Cristina Peri Rossi  y Circe Maia, entre otros.

En España, por el contrario, se le concede un valor más concreto y explícito a la poesía como género literario y, tengo entendido, especialmente a las poetas ya que éstas son, como bien lo expresó Miguel de Unamuno en una carta de Juana de Ibarbourou, más escasas en la tradición ibérica, en comparación con la latinoamericana.  

 

-          Desde Uruguay se tiene conocimiento de la poética española actual. ¿Hay intercambio? A España, por ejemplo, la poesía latinoamericana no llega si no es a través de premios o reconocimientos a los autores más consagrados.

 

El intercambio es aún insuficiente. Si bien acá tenemos cierto conocimiento de la poética española actual, esto en general sólo se aplica a los reducidos círculos antes mencionados de entendidos y aficionados a la poesía. Mientras otros géneros literarios, tales como la narrativa y el ensayo, ocupan lugares destacados en los anaqueles de las librerías, la poesía, tanto clásica como contemporánea, es relegada en esquinas apartadas y restringidas de los reductos literarios uruguayos y, me atrevo a decir, también latinoamericanos en general.

Así, no es extraño que la poesía latinoamericana no sea tan conocida en España, ya que para serlo, antes debe ser valorada y promovida en el contexto donde se engendra y se encarna.

 

 

-          Sabemos que ejerces como maestra de filosofía, psicología y teoría del conocimiento. Son muchos los autores que, desde la filosofía, se acaban acercando a la poesía. ¿Qué ofrece el verso, la poesía, a los pensadores? ¿Por qué necesitáis, más allá de las investigaciones académicas, etcétera, acercaros a un territorio como la poesía?

 

La poesía y la filosofía son hermanas gemelas separadas hace ya mucho tiempo con el enaltecimiento del racionalismo filosófico implementado por Platón y adoptado como lema, desde entonces, por nuestra cultura occidental. De esta manera, la filosofía se ha aferrado al uso del concepto y de las proposiciones analíticas, confinando el recurso de la metáfora al territorio de las artes y las revelaciones líricas, y demarcando enfáticamente, así,  las fronteras entre el discurso racional filosófico y la presentación sugerente de las expresiones artísticas.  Sin embargo, es verdad que son muchos los filósofos que recurrieron y aún recurren al lenguaje poético, encontrando allí la revelación y el medio de expresión de testimonios y verdades que permanecen vedadas al  discernimiento lógico-racional. Como ejemplo de esto, podemos evocar a filósofos tales como Nietzsche, Cioran, Buber, Unamuno, María Zambrano y hasta el mismísimo Platón, quien era poeta aunque haya renegado de ese don para posicionarse como filósofo. Asimismo, tenemos las obras escritas en verso de los filósofos pre-socráticos (Heráclito y Parménides son dos ejemplos paradigmáticos) y el pensamiento de Lao Tzé expresado en su bello y extenso poema, el Tao The Ching.

En lo personal, considero que no es posible ilustración filosófica alguna sin el ejercicio de la intertextualidad, donde el concepto y la metáfora, la ciencia, la filosofía y la poesía, dialogan y comulgan en la indagación, la revelación y la expresión del conocimiento sobre la realidad y la vida.

 

-          En tu caso había también un condicionamiento genético, podríamos decir, ya que tu bisabuelo también fue poeta. ¿Has crecido con esa herencia? ¿Estaba muy presente en tu casa?

 

Personalmente creo que los seres humanos somos un todo complejo donde conviven y se fusionan la herencia, lo que traemos con nosotros en forma innata, con lo adquirido a lo largo de la vida gracias al contexto en el que estamos incluidos. En el caso de la Poesía, la siento como una vocación; uno no elije ser poeta, sino que ya nace siéndolo. Sin embargo, esta inclinación debe ser alimentada y enriquecida para que pueda realizarse en forma plena y efectiva. Vivimos en un mundo donde, como lo expresé en algún poema, “ser poseído por la musa ya no es un don, sino una desviación de la inteligencia”. Un mundo donde lo práctico, lo que provee una utilidad inmediata y verificable, vale más que aquello que alimenta lo menos ostensible y tangible, como es el alma. Entonces, ¡si será necesario el estímulo y la valoración de lo lírico para poder desarrollar y dejar emerger la voz poética! Estoy plenamente convencida de que el espíritu de mi bisabuelo poeta habita en mí llamándome desde siempre a la Poesía, pero igualmente importante ha sido para mí, como poeta, su presencia física en cada uno de los libros cargados de versos que nos legó y que pueblan, desde que tengo memoria,  las bibliotecas de mi familia.

 

-          Finalmente, solemos pedir a nuestros autores que nos den el nombre de los poetas que más les han influido hasta ahora. ¿Cuáles son tus referentes literarios?

 

Idea Vilariño, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Clarice Lispector, Alejandra Pizarnik, Pedro Salinas, Charles Bukowski,  Arthur Rimbaud, Roberto Juarroz, Pablo Neruda, Octavio Paz, César Vallejo, Jaime Sabines, Juana de Ibarbourou, Charles Baudelaire, Rainer Maria Rilke, Bob Dylan, Friedrich Nietzsche, Lou Andreas Salomé… ¡ y tantos, tantos más! Encuentro un referente, un maestro o maestra en cada uno de los y las poetas que escriben descarnados y con profunda y brutal honestidad.

Comentarios desactivados en Magdalena María Reyes: “El mayor don de la poesía es la libertad”

Juan Castellanos: “Hay que ser humildes y mirar hacia atrás”

Juan Castellanos es el autor de la novela, El pájaro de las alas de cartón. El poeta Jumillano que ha trabajado en varios medios de comunicación de la región da su primer paso en la narrativa con una novela autobiográfica.

 

P.-“El pájaro de las alas de cartón” es un libro plenamente confesional: ¿No te asustó poner negro sobre blanco tus sentimientos, traumas, debilidades,…?

 

R.-En absoluto, el papel es el mejor confidente, Ay!! si yo te contara…….

 
P.- En este libro te nos presentas como un hombre que ha buscado en todo el momento el consuelo espiritual pero al que le ha logrado mucho hallarlo. Finalmente, el consuelo parece llegar un poco de la aceptación de las propias limitaciones

 

R.-Exactamente, hay que ser humildes y mirar hacia atrás

 

P.-En ese aprendizaje que describe el libro, nos encontramos con momentos de auténtico escepticismo no sólo en ti, sino en toda la especie. Frases como “todo el mundo es hipócrita y nadie es feliz”. ¿Hasta que punto el dolor determina sentimientos como esos?

 

 

R.- Hasta el punto de concebir convencimientos como el que expreso en el libro, presa de la desesperación

 
P.- Técnicamente, has optado por un libro corto y de carácter confesional. ¿Te planteaste alguna vez enfocar esos momentos como una obra ficticia, es decir, novelarlos para dar lugar no a un libro biográfico sino a una obra de ficción?

 

R.- No sabía en los momentos en que lo escribía si se publicaría alguna vez y escribiendo en primera persona me sentía muy cómodo, no me planteé hacerlo de otro modo.

 

P.- En esa lucha contra las limitaciones: ¿Qué papel ha jugado la escritura? Porque nos consta que eres un hombre inquieto.
R.-La escritura para mi es muy importante porque nos libera y cuando mi enfermedad me inmovilizó escribir me ayudó bastante a paliar esa limitación.

 

P.-   Y después de “El pájaro de las alas de cartón”, ¿Qué vamos a recibir de ti? ¿En qué estás trabajando? Porque nos consta que también ejercitas la poesía.

 

R.- La poesía es tal vez el género en el que sea más fuerte, por eso no puedo privar a mis semejantes de tener un libro con mis mejores poemas ni dejar esa herencia a mi familia. Podríamos si la editorial “Poesía Eres tú” lo considera oportuno, sacar en breve un libro de poemas que contendría los mejores poemas que he escrito a lo largo de mi vida y alguno inédito que fuera bueno.

Comentarios desactivados en Juan Castellanos: “Hay que ser humildes y mirar hacia atrás”

Presentación del libro: “Campos de Castilla” de Antonio Machado.

 

En 1912 aparece la primera edición de Campos de Castilla. Cien años después nuestra editorial quiere rendir homenaje con una edición muy especial prologada por Manuel Alvarez Machado (Sobrino nieto de Antonio Machado).

 

 

 

 

 

Comentarios desactivados en Presentación del libro: “Campos de Castilla” de Antonio Machado.

Enriqueta Moix: “Cada vez soy más exigente conmigo misma y cada nueva obra, te lleva a un peldaño más elevado”

Enriqueta Moix: Cada vez soy más exigente conmigo misma y cada nueva obra, te lleva a un peldaño más elevado

                       

Enriqueta Moix, la autora catalana da su primer paso con una obra en castellano con su libro mis pies descalzos. Anteriormente ha publicado los siguientes poemarios en catalán: Empremtes al glaç (2008), Esglaons de pètals ( 2009), Capvespre al parc (2010).

 

P.-Enriqueta, hasta ahora habías publicado tres poemarios en catalán: ¿Qué te impulsó a dar el paso al castellano? ¿Notas diferencia de trabajar en una lengua a hacerlo en otra?

R.-El hecho de tener una educación bilingüe.

Existe diferencia. Cada lengua tiene su morfología, sus propias expresiones y sus giros de palabras.

 

P.-¿Qué diferencias y avances ves en este poemario respecto a tus tres libros anteriores?

R.-Lo cierto es que no sé si hay avances o retrocesos, pero para mi ha supuesto un mayor esfuerzo. Cada vez soy más exigente conmigo misma y cada nueva obra, te lleva a un peldaño más elevado.

 

P.-Nos cuentas en la contraportada del libro que estos versos te han sido transmitidos en la calle, observando los rostros alicaídos de los transeúntes. Sin embargo, al leerlos nos encontramos con una poesía muy intimista. ¿Has optado por ponerte en el lugar de esa gente que te cruzabas por la calle?

R.-Efectivamente, es una poesía intimista, porque he intentado llegar al interiorismo de los personajes que me han inspirado el poema.

 

P.-Técnicamente, estamos ante poemas muy breves, que parecen buscar la sencillez, ¿Ha sido una decisión voluntaria o te has dejado guiar un poco por el instinto?

R.-Cuando empiezo a escribir un poema, me dejó llevar por el instinto y por los sentimientos, que a veces transmito de forma muy sencilla, pero nunca pienso en la longitud del verso o de la estrofa.

 

P.-Volviendo un poco al principio y teniendo en cuenta que ya cuentas con cuatro libros, varios premios, participaciones en antologías… ¿cómo valoras el recorrido poético que has hecho hasta ahora? ¿Echas en falta algo? ¿Cómo afrontas tus próximos trabajos?

R.-Creo que el recorrido poético, en general, es positivo, pero aún estoy en proceso de construcción.

Me gustaría ganar un gran premio literario.

En estos momentos tengo tres poemarios terminados, pero en los últimos meses estoy trabajando en una novela.

 

P.-Finalmente, solemos preguntar a nuestros autores que nos mencionen a los autores que ellos consideran que han influido más en la creación de su obra. ¿Cuáles son las referencias literarias de Enriqueta Moix?

R.-Los autores que me han llevado a descubrir la poesía son:

Juan Ramón Jiménez, Rosalía de Castro, Joan Margarit, Miquel Hernández, Salvador Espriu y Mario Benedetti.

Comentarios desactivados en Enriqueta Moix: “Cada vez soy más exigente conmigo misma y cada nueva obra, te lleva a un peldaño más elevado”

Presentación de los libros: Blanchot, Espacío del desastre y Peregrino en su tierra

Sábado 15 de Octubre de 2011 a las 8.p.m.

Presentación de los libros:

Blanchot especio del desastre de José Vidal Valicourt
Peregrino en su tierra de Mario Martín Lera

Comentarios desactivados en Presentación de los libros: Blanchot, Espacío del desastre y Peregrino en su tierra

Viernes 14 de Octubre. Presentación de el libro. El padre que escupía sonetos en un períodico.


Comentarios desactivados en Viernes 14 de Octubre. Presentación de el libro. El padre que escupía sonetos en un períodico.

Almudena Grandes y Pablo Méndez ganadores de los Premios de la Crítica de Madrid de novela y poesía respectivamente

Almudena Grandes

Pablo Méndez

Los escritores madrileños Almudena Grandes, y Pablo Méndez han resultado ganadores del Premio de la Crítica de Madrid que otorga la Asociación de escritores y críticos madrileños. Estamos de enhorabuena en nuestra revista. Pablo Méndez uno de nuestros autores mas queridos ha optenido el Premio de la Critica Madrileña. Con su Ana Frank no puede ver la luna comenzamos la colección poesía en Ediciones Rilke y ha sido el libro galardonado por la critica de madrid.

Inés y la alegría, de Tusquets Editores

Inés y la alegría, de Almudena Grandes ofrece al lector un capítulo casi desconocido de la Guerra Civil y mantiene vivos desde las primeras páginas la intensidad, la conciencia y el nervio narrativo que ha convertido a su autora en una de las novelistas más destacadas de la actualidad. Inés y la alegría, que es el inicio de una larga saga, está llamada a convertirse en una novela esencial para comprender el pasado, presente y futuro de nuestro país.

 

Almudena Grandes, nació en Madrid en 1958 y desde la publicación de su primera novela, Las edades de Lulú, ha ido construyendo una obra sólida, valiente, original y sorprendente. Inés y la alegría es, además, la primera incursión de Grandes en una historia alejada del presente y por tanto amplia su larga lista de registros. El jurado ha destacado la gran solvencia literaria e intelectual que Almudena Grandes demuestra en esta última novela y en toda su obra.

 

 

Ana Frank no puede ver la luna, de Pablo Méndez. Ediciones Rilke

Ana Frank no puede ver la luna, el libro de Pablo Méndez, ganador en la convocatoria de poesía es una larga metáfora sobre la muerte y la literatura. Compuesto por tres partes, en la primera de ellas la elegía hacia la madre muerta se convierte en una larga prueba de esencia y profundidad, la segunda es un homenaje a las ciudad de París y los muchos escritores que allí vivieron, y la tercera, toda una descarga de lucidez en poemas breves, llamado por su autor, definiciones, que resuelven de un golpe poético el complicado espacio de lo breve y cotidiano.

 

Pablo Méndez nació en Madrid en 1975. Con sólo diecisiete años publicó su primer libro de poesía, Palabras de aire, y con menos de veinte fundó la editorial Ediciones Vitruvio, donde trabaja actualmente y donde ha publicado más de quinientos libros, especialmente de poesía. El jurado ha destacado la enorme sensibilidad de los poemas elegíacos del libro, su hondura en el tratamiento del dolor por la pérdida, y la originalidad que desarrolla Méndez en cada propuesta poética.

Comentarios desactivados en Almudena Grandes y Pablo Méndez ganadores de los Premios de la Crítica de Madrid de novela y poesía respectivamente

Daniel Clemente Buchaca: “Incienso & Tinieblas refleja una contradicción entre lo nimio, liviano e inofensivo y lo denso, doloroso y metafísico”

Daniel Clemente Buchaca es el autor de Incienso & Tiniebla, un libro duro y realista, de versos marcados por el trabajo, la rutina del día a día y el desengaño con el mundo.

 

1- Para empezar, una pregunta no muy original:El título del libro, “Incienso y tinieblas” ¿A qué remite? Personalmente, he tenido la sensación que era casi una condición para leer el libro o para interpretar el entorno en el que había sido compuesto.

 

Incienso & Tinieblas refleja una contradicción entre dos polos opuestos que se hace patente a lo largo del libro; entre lo nimio, liviano e inofensivo y lo denso, doloroso y metafísico. Tenía muy claro que estos dos conceptos debían quedar reflejadas con dos imágenes que los representaran y cierto es que la elección del nombre tiene que ver con el entorno en el que escribí estos poemas ya que suelo tener la costumbre de encender incienso para ambientar mientras escribo. Pensé en como la inocencia de algunos versos a veces se convierte en algo denso y pesado, en tinieblas y entre una cosa y otra salió el título.

 

2- Da la sensación de que estamos ante un libro descontento con el mundo, pero sobre todo con el lugar del autor en el mundo. Transmite cierta decepción (“hoy mi nombre se deconstruye en una factura de luz, un carnet de la biblioteca, un sin fin de números…”)

 

Así es, y es que de alguna forma es fácil llegarte a sentir “engañado” por la vida. Me explico, cuando eres niño te educan con unos valores: sé bueno, se amable, se generoso, etc. pero eso no es lo que la realidad te transmite y eso es algo que podemos ver casi en cada detalle de nuestras vidas: bien cuando una superpotencia masacra miles de personas de un país tercermundista por petroleo, bien cuando te piden dos cientos mil euros por un piso de cuarenta metros cuadrados. Lo cierto es que por un lado el sistema te inculca esos falsos valores humanistas que son pura fachada y cuyo único fin es tener la conciencia tranquila, y por otro la cruda realidad es que es el mismo sistema el que fábrica déspotas y corruptos sin escrúpulos. Llegar al escalafón más alto de esta sociedad se consigue, invariablemente, consiguiendo montañas de dinero a costa de lo que sea, y eso es algo que entristece si eres alguien como yo, que aún cree en esos valores que parecen ser papel mojado ante el poder y la maquinaria capitalista.

 

3- Rutina, trabajo, también se cuelan dentro de tus poemas con un tinte muy negativo, como la realidad opuesta a los sueños que se tuvieron y no se cumplieron.

 

Bueno, los de nuestra generación vivimos una época complicada. En la época de nuestros padres no existían las hipotecas a cincuenta años ni los contratos temporales y nosotros en cambio estamos permanentemente saltando de un piso en ruinas a otro, de alquiler en alquiler, firmando paupérrimos, etc. Da la sensación de estar perpetuamente en situación de standby, a la espera de algo mejor pero sin estar nunca en un sitio definitivo. Ves que tienes ya una edad en la que suponías que estarías estabilizado y sin embargo no solo no encuentras tu lugar sino que a veces incluso parece que una vida mejor parece inalcanzable. Esta situación de descontento que es casi una seña característica de nuestra generación suele llevar fácilmente a la melancolía porque ves que no has conseguido las cosas que te prometiste de niño, pero de la misma forma debería ser un estímulo suficientemente fuerte como para querer pelear por un mundo mejor.

 

4- Muchos poemas llevan abajo una recomendación musical como posible acompañamiento de la lectura: ¿Qué papel ha jugado la música a la hora de construir este libro?

 

Pues debería decir que ha jugado un papel indispensable ya que siempre escribo escuchando música. Es complicado de explicar ya que son cosas que hago de forma muy instintiva, y guíandome más por sensaciones que por pensamientos razonados o prácticos, pero me expresaré lo mejor que pueda. Cuando siento la necesidad de escribir necesito como un “empujón” (Ya he dicho que me costaría explicarme) como una ayudita emocional, y para ello intento buscar una canción o algún tipo de música que se corresponda con la emoción que yo siento en ese momento. A veces tardo horas en encontrarla y si no la encuentro, es posible que ni escriba, pero cuando la encuentro

Comentarios desactivados en Daniel Clemente Buchaca: “Incienso & Tinieblas refleja una contradicción entre lo nimio, liviano e inofensivo y lo denso, doloroso y metafísico”

Presentación del libro Molinos de papel y viento de Ignacio Díaz de Rábago

Presentación del libro: MOLINOS DE PAPEL Y VIENTO de Ignacio Díaz de Rábago

1 de Octubre 2011 Castellana 210 a las 8:00

Comentarios desactivados en Presentación del libro Molinos de papel y viento de Ignacio Díaz de Rábago