Los paraguas de esta tarde eran extraños,

me hablaron, me dijeron verdades

de tu tiempo y el mío,

sabios, como viejos que hablan de la vida,

todos a la vez

gritaban y gritaban,

era la lluvia también,

y la noche, y el miedo

a seguir solitariamente acompañado.

Search
Archives