Escritora
[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

I

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Que no seas el aire,
sino el vuelo.
Tampoco el horizonte,
la mirada.
Y que no me definas.
Que me busques.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

IV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Porque yo adoraría la belleza
si no la vertiese
disuelta en mis ojos al mirarte.
Que no puedo creer que seas real,
ni que se haya ocultado entre mi miedo
tantísimo amor.

Porque yo adoraría la locura
si no la bebiese
sedienta en los labios al besarte.
Que no puedo creer que seas real,
ni que se haya escondido entre mis dudas
tu enorme certeza.

Te querría, en fin,
si no te quisiera.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

VIII

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Sentir así:
como sienten los que esperan,
que parece que están vivos.
Llorar así:
como lloran los que miran.
Saber así:
como saben los que existen,
que se piensan tan reales.
Poder así:
como pueden los que sueñan.
Morir así:
como mueren los que aman,
que se piensan tan reales
que parece que están vivos.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXI

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Yo quisiera llegarte
como llegan los días a su fin
y cada noche a su sueño.

Los ruidos del mundo
son danzas quebradas
sin roces ni ritmos.

No hay gestos.

Haré definitiva la esperanza.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXIV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Dime el significado de las cosas,
no te lo contemples,
y dime que el tiempo existe.
Cuéntame lo que conoces,
porque me sabes a todo
lo que comprendo de ti,
a lo que te aprendo.
Una motivación de universos,
con este sentido, último y primero,
es el estado en mí de tu vida.
Porque mi verdad es la memoria
de aquello que significas.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXXIV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Como si hubiéramos vivido. Regresamos a nosotros. Pero somos la muerte. Un puñado de muertes en cada momento. Cuando nos buscamos para morir de nuevo. Somos un panteón de cruces de caminos. Este amanecer quieto. Y ése. Y aquél. Infinitos días que no anochecen. Se mueren…

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

I

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Que no seas el aire,
sino el vuelo.
Tampoco el horizonte,
la mirada.
Y que no me definas.
Que me busques.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

IV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Porque yo adoraría la belleza
si no la vertiese
disuelta en mis ojos al mirarte.
Que no puedo creer que seas real,
ni que se haya ocultado entre mi miedo
tantísimo amor.

Porque yo adoraría la locura
si no la bebiese
sedienta en los labios al besarte.
Que no puedo creer que seas real,
ni que se haya escondido entre mis dudas
tu enorme certeza.

Te querría, en fin,
si no te quisiera.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

VIII

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Sentir así:
como sienten los que esperan,
que parece que están vivos.
Llorar así:
como lloran los que miran.
Saber así:
como saben los que existen,
que se piensan tan reales.
Poder así:
como pueden los que sueñan.
Morir así:
como mueren los que aman,
que se piensan tan reales
que parece que están vivos.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXI

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Yo quisiera llegarte
como llegan los días a su fin
y cada noche a su sueño.

Los ruidos del mundo
son danzas quebradas
sin roces ni ritmos.

No hay gestos.

Haré definitiva la esperanza.

[/intense_animated]

 

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXIV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Dime el significado de las cosas,
no te lo contemples,
y dime que el tiempo existe.
Cuéntame lo que conoces,
porque me sabes a todo
lo que comprendo de ti,
a lo que te aprendo.
Una motivación de universos,
con este sentido, último y primero,
es el estado en mí de tu vida.
Porque mi verdad es la memoria
de aquello que significas.

[intense_animated type=”rotateInDownLeft” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

XXXIV

[/intense_animated] [intense_animated type=”rotateInUpRight” trigger=”scroll” scroll_percent=”10″ delay=”0″]

Como si hubiéramos vivido. Regresamos a nosotros. Pero somos la muerte. Un puñado de muertes en cada momento. Cuando nos buscamos para morir de nuevo. Somos un panteón de cruces de caminos. Este amanecer quieto. Y ése. Y aquél. Infinitos días que no anochecen. Se mueren…

[/intense_animated]