En Club de poesía

Poemas

La categoría

 

Qué preciosa cualidad

que habita en el ser humano,

pues es, a decir verdad,

la virtud más honorable

que vive en la humanidad.

Se hace uno la pregunta:

¿Es difícil de obtener?

Prefiero concluir pensando:

con ello hay que nacer.

Categoría es respeto

y, a la vez, es saber,

con un trato exquisito,

pocos la pueden tener.

Es el ansia del humilde

por quererse superar,

es tener sed de justicia

que pronto habrán de saciar

los que defienden al débil

mimando a la humanidad,

pues nadie es más que otro

para decir la verdad.

Y, para ir resumiendo,

categoría es bondad.

 

 

El respeto

 

Que el respeto que se nos tiene

sea respeto ganado

porque la maldad abunda

y a la hora de la verdad,

pocos están a tu lado.

Al menos, es lo que he visto

y en mi carne comprobado.

Nadie le importa a nadie

y ese ya es un gran mal,

y lo peor de este tema

es que ni la propia gente

conoce su potencial.

Así que echar un cable,

¿Cómo lo van a lograr?

Que se apague la ilusión

lo detesto enormemente

y que te minusvaloren

eso es algo que me enciende.

Qué pena me da esa gente

tan torpe y corta de mente

que no ven el valor

que encierra la propia gente.

Caminos

 

En la vida de un buen hombre

siempre habrá oportunidades,

conquistarás tus proyectos

con bendición a raudales.

Caminos en esta vida

siempre te aparecerán,

una persona lleva a otra

para emprender lo mejor

y así brillarán tus sueños

y brillará tu interior,

porque la gente honesta

destaca por su valor;

no dan nada por perdido

porque viven por Amor.

Aunque no reciban nada

siempre ofrecen lo mejor;

si no es hoy, será mañana

y no pierden la ilusión

porque saben que la vida

no sólo es luz y calor,

sino que es como un examen

y la nota de las pruebas

es crecer como persona,

espolearse a sí mismo,

tener mucha paciencia

y no perder la ilusión.

Cuando una etapa termina,

otra de nuevo se abre

y hay que estar muy atento

para abrir la gran puerta,

puerta de la bendición,

sólo tú tienes la llave,

la llave del corazón.

 

 

La lucha

 

Dicen que esta vida es una lucha

y llevan parte de razón.

Los mayores dicen eso

partiéndose el corazón,

dejando huella imborrable

a otra generación.

Las esperanzas frustradas

dejan malos sentimientos;

renuévate cada día

y márcate tus proyectos;

contágiate de lo bueno

y de la gente optimista,

que en el arte de vivir

esos son unos artistas.

Y lo bueno que en ti encierras

mira bien a quien lo das

que tu vida es un tesoro

hay que sembrar y animar,

pero fíjate con lupa a la hora de entregar

que tu vida es como el oro

que te ganas cada día.

La gente que no te entienda…

por ahí no pierdas tiempo.

Siempre habrá personas buenas

que valoren tus talentos,

para dar y recibir,

y vivir buenos momentos.

 

 

La inspiración

 

¿Pero dónde te has metido

que ando ya loco buscándote?

Yo sin ti no sé vivir,

mi anhelo es encontrarte,

porque cuando estás conmigo

creo que puedo con todo.

Inspiración de mi vida,

si te vas, despídete;

y cuando tú así lo decidas,

dime y yo a ti volveré.

Sólo una cosa decirte:

siempre serás bienvenida,

te quiero siempre conmigo

y no que suene a despedida,

eres cualidad de Dios

y por eso infundes vida

¿Te das cuenta la importancia?

Si es que eres más que vital:

De ti brota la alegría,

contigo hay una salida,

así que no seas terca

y no te tomes vacaciones

que de ti depende mucho

vivir sin vacilaciones,

para emprender lo mejor

y así hacer llover del cielo

un caudal de bendiciones.

La juventud es muy tierna

y a la vez muy engañosa.

Elige bien los amigos

y se te hará más hermosa.

La gente no se da cuenta

pero es una gran verdad,

el elegir amistades es algo fundamental.

La amistad como el Amor

deben de estar definidos

para con fuerza luchar

y no darse por vencidos,

viviendo con ilusión

y ver los sueños cumplidos,

atrayendo buena suerte

y estar siempre muy unidos.

 

 

El tema que nos ocupa

es darle un giro a la vida,

si sabes con quien te encaras

encontrarás la salida.

Una persona por tema,

suele funcionar así,

porque integridad completa

es raro hallar por ahí.

Procura que cuando busques,

según la necesidad,

encárate con quien sepa

para hallar esa verdad

porque del falso y cobarde

sólo hallarás necedad,

mas si das con buena gente

vivirás la libertad.

 

¿Cuándo los justos triunfan

a quien le toca callar?

Al necio, falso y cobarde

nada se le va a otorgar.

La vida es como una escuela

y un continuo aprendizaje.

Haz el bien siempre que puedas

y vívela con coraje.

Y si te digo una cosa

es que yo voy a vivir,

luchar por mis ideales

aunque me toque sufrir.

Si tienes motivación

tú llegarás donde quieras,

verás que si tienes fe

harás caer las barreras

pues nunca te fallarán

los que te quieren de veras

y la unión hace la fuerza

para llegar donde quieras.

 

No sé qué pasa en el mundo

cuando se debe expresar,

los más nobles sentimientos,

estrechar lazos y amar.

Cada uno para sí,

y así se vive mejor,

al menos eso lo piensa

quien no quiere mejorar.

¿Tanto cuesta superarse

y ofrecerte a ti mismo?

Saca fuera tus talentos

y vive con optimismo.

Bendice siempre que puedas

y no provoques traición,

ni vayas con mil dobleces

en un mismo corazón,

porque la vida devuelve

cada detalle y acción.

 

 

Que quiero escribir un libro,

eso muy bien que lo sé,

la inspiración adecuada

a Dios siempre pediré.

Él es real y me escucha

y me protege un montón,

me bendice cada día

y le debo agradecer

pues me colma de alegría

para poder ofrecer.

Si te he de ser sincero

sin su ayuda inestimable

yo no sabría qué hacer

pero como Él está atento

ilusión yo sembraré,

y a la vida como un toro

por los cuernos cogeré,

intentaré ser valiente

y jamás me rendiré.

 

 

La vida y la muerte

 

Entre la vida y la muerte

no hay nada sin precaución,

que acompañe la suerte

y no haya lamentación.

Porque la vida es bonita

y la muerte, desilusión.

La muerte te arranca el alma,

las entrañas y el Amor.

Maldita ley del destino

que te arranca el corazón,

a veces es con justicia

y otras veces sin razón.