escritor

El jardín de los sueños

Nunca un jardín tuvo tanta magia…
Disfruten de este bello jardín.

En las sombras del mar
descubría el silencio
de las noches perdidas
dibujando las olas.

Me miraba en el agua
reflejando en mi rostro
los momentos vividos
las ausencias sentidas
que ya no volverán.

Recordaba momentos
que tal vez nunca fueron
los momentos del Alma.

Afrontaba la vida
con ilusiones nuevas
y esperanzas perdidas
y me decía a mí mismo
que la vida me debe
el jardín de los sueños
de los amores fieles
de las tardes con magia
de un sinfín de alegrías.

Ante ella me muestro
con mi mejor sonrisa
esperando una brisa
que me acaricie el alma.

En el jardín de los sueños
cuando las sombras
se pierden en el espejo
encuentran destinos
jamás soñados
y deseos aún por descubrir
porque la vida
es el laberinto de las palabras
de las emociones, de las sensaciones
de mirar al fondo de tus ojos
buscando un más allá
de horizontes nuevos
de sentimientos vivos
y del sentido de tu vida
sin saber que el camino está ahí…
…en el jardín de los sueños.

Cuando el día te dé la espalda
cuando la vida
no te sonría
y descubras que el fin
no es el medio
que tu YO
es lo importante
y que el mañana
empieza en tu HOY
por eso y mucho más
encontrarás tu camino
y superarás tus miedos
y sentirás que la vida
te llevará … al jardín de los sueños…

El Jardín de los sueños
que me llevan contigo
y me hacen volar
más allá de los mares
de las viejas pasiones
de los nuevos encuentros.

Dejaré la nostalgia
colgada del deseo
hoy te llevo conmigo
a vivir los amores perdidos
bailaremos el vals de las olas
viviremos las vidas de antaño,
jugaremos en el jardín de los sueños
en un abrazo de vida
y de sueños
que nos hagan vivir
nuestra más linda historia.

Todo el mar en la mirada

Despertaba el día
y mirando al mar
me sentía bien
en paz y en silencio.

Las aguas azules
estaban en calma,
eran como espejos
que me reflejaban
su inmensa belleza,
que me abraza y siento.

Las piedras hablaban
lenguajes ocultos,
lamían heridas
que el mar le lavaba,
y en el infinito
de tanta hermosura
las voces del alba
despertando estaban.

Se asomaba el sol
y sus tiernos rayos
ya adormecían
las aguas y el viento.

Las barcas del puerto
ya se despedían
y buscaban verte
siguiendo las olas,
que como mariposas
brincaban al verlas
y balanceaban
jugando con ellas.

Mis ojos se sienten
muy agradecidos
al mirarte y verte
y quiero pensar
que hay mar en mi vida.

Lo tengo tan cerca
que quiero decirte:
al mar yo me vengo
a ver su mirada
y sentirme dentro.

Me das mucha paz,
alegras mis días,
me siento bien
al verte contento…
despertando el día.

Noche de magia y embrujo

Es la noche de la magia,
noche de calor y fuego
noche de embrujo,
que busca,
ilusiones ya perdidas,
buscando una nueva luz.

Es la noche de los sueños
de gente que viene y va,
magia, fuego, risas, deseos…
…es la noche de San Juan.

Noche de hechizos y meigas
con conjuros y plegarias
que purifican las almas
y dan respiro a su ser.

Ya vuelven las ilusiones
y puedo pedir el don
que me de paz y alegría
e ilumine mi pesar.

Si tú pides un deseo,
y lo pides de verdad,
recuérdalo al pedir,
que los sueños si se cumplen,
en la hoguera de San Juan.

Silencios amargos

En los días tristes
cuando tus silencios
te agobian y gritan
se desnuda el alma
se sienten las penas,
hay lágrimas negras
que te hacen pensar.

Te invaden las dudas
te sientes sin fuerzas
y quieres pensar
que es sólo el momento
suspiras sin más,
te amarga hasta el tiempo,
no quieres palabras
no quieres nostalgias
no quieres tu vida
aparecen los miedos
de momentos vividos
y momentos presentes.

Te agarras con fuerza
a lo más preciado
buscas tu interior
y quieres que el tiempo
se lleve el silencio,
silencios amargos
que llevas por dentro.

Buscarás las fuerzas
buscarás tus sueños
y recordarás que fueron
tan sólo momentos.

Habrá un nuevo día
habrá una esperanza
llegará el mañana
y morirá el silencio.

Sin ti no soy nada

Sin ti no soy nada
me falta el aliento
y no siento nada,
los días son tristes
mi vida es vacía,
tengo rota el alma.

Es triste pensar
que aquello vivido
ya no importa nada
y esté ya olvidado.

Mi mundo es pequeño
no siento sonrisas
me faltan las ganas.
Me siento distinto
se nublan mis ojos
y no siento nada.

Si alguna vez quieres
volver a mi lado,
te ofrezco cariño,
busquemos encuentros,
pongamos maneras,
dejemos que el mundo
ya no nos importe.

Tan sólo nosotros,
estando ya juntos,
volviendo a vivir
nuevas sensaciones,
recordando historias
que un día vivimos.

Es la diferencia,
cuando sientes algo,
cuando quien te importa
sabe perdonarte,
también comprenderte
y admitir que siempre
el amor existe.

Levántate y mira
que la vida es otra
que nos da enseñanzas
si alguien nos importa
que tan sólo tú
me importas y quiero
volver a tenerte,
abrazarte siempre
y vivir contigo.

[easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,pinterest,linkedin,whatsapp”]