En la línea dura

En la línea dura

En recuerdo de  Arthur Machen

Abandoné la línea ambivalente

para tomar la ensimismada,

traspasé los perfiles y las sombras

y acepté la luz que habita en cada cosa.

Mi opción no pudo ser más coherente:

los dioses derramaron su fuego,

mi mundo está en llamas.

Del libro: El Sueño de Lázaro publicado por la Editorial Poesía eres tú

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.