Webs de escritores del Grupo Editorial Pérez-Ayala

Karen Marcos Paramio: “…es lógico e inevitable que el amor influya en los autores y se refleje en sus escritos”.

FichaAutor

1º) En Tres bailadores hay tres historias de amor interconectadas. ¿Cómo entiendes el amor en la literatura?
Como dice Ralf, uno de mis personajes: “De eso se trata en la vida: amor y miedo, su combinación y la falta de alguno de ellos”. Así que es lógico e inevitable que el amor influya en los autores y se refleje en sus escritos. Pensemos qué habría sido de Dante y su obra sin Beatriz, o qué interés hubieran tenido Otelo y Romeo para nosotros de haber sido inmunes a las flechas de Cupido. ¿Se puede imaginar a Fausto sin Gretchen o a Wronksy sin Ana? El amor es uno de los motores que mueve el mundo, y ojalá que se le diera más importancia, no solo a nivel de pareja, sino expresado hacia todos los seres vivos, como predican la mayoría de las religiones.
2º) Los bailadores es la finca que sirve de nexo de unión para enlazar las historias. ¿Es una finca inventada o existe en la realidad? ¿Qué simboliza esta finca?
Tanto Ses Balladores como Can Mateu son lugares inventados, salvo la piscina con muchas curvas, que existe en un lugar idílico que no voy a revelar. La finca con los azulejos de los tres bailadores representa inicialmente para mis personajes la libertad de ser ellos mismos, y más tarde el hogar, el refugio al que poder regresar siempre que sea necesario. Me parece importante crearse un lugar así, que te dé raíces y alas al mismo tiempo.
3º) Las personas interpretan el amor de manera diferente. ¿Cómo viven el amor tus personajes?
Pues hay de todo, claro: amores valientes, amores obsesivos y amores superficiales. Aparece también el amor a la fotografía, a la Naturaleza, a la música y al deporte. Hay quien decide dejar su país y a su familia para seguir al amor de su vida, y quien tiene que enfrentarse a las estrictas convenciones sociales. También hay personajes a los que les falla el amor a sí mismos y deben resolver este problema antes de poder pensar en otros tipos de amor. Quizás haya lectores que se sorprendan de que algunos de mis personajes inicien una relación en su juventud y sigan juntos veinte años después, pero yo conozco varios casos reales de parejas que demuestran que ese amor también es posible.

4º) Resulta extraño que alguien que ha estudiado una Ingeniería se dedique posteriormente al mundo de las letras. ¿Qué le ocurre a Karen para dar ese giro en su vida profesional? ¿Cómo descubres esa pasión por las letras?
En realidad, la pasión por la literatura me acompaña desde que aprendí las primeras letras. Ya a los 7 años escribía un diario y a los 10 historias de detectives, pero al mismo tiempo se me daban bien las matemáticas y me gustaba resolver ecuaciones. A la hora de orientarme en mis estudios universitarios, pensé que una ingeniería me podría proporcionar un mayor desahogo económico, y por eso hice algo que no le recomiendo a nadie: renuncié a mi sueño de escribir para ajustarme a lo que se esperaba de mí. Por suerte, mi decisión de emigrar a Alemania, justamente a una región con escasez de industrias, me permitió replantearme de nuevo la situación. Así empecé a dar clases de español para adultos y después, a escribir otra vez.
5º) Eres la autora del dibujo de la cubierta del libro. ¿Qué significa para ti dicha obra pictórica?
Uy, eso ha sido algo casi accidental. Me hubieran gustado unos bailadores como se describen en el texto, sobre azulejos, al estilo de los que decoran tantas casas de Valldemossa, O si no, unos como los de los platos pintados por Josep Coll Bardolet, que tiene una fundación cultural en esa ciudad. Como no había manera de conseguir esos bailadores, me aventuré a experimentar yo misma con las acuarelas de mis hijos. Después mi marido hizo unos retoques al ordenador y finalmente la editorial tuvo la fantástica idea del tríptico. La verdad es que ahora comprendo mucho mejor la fascinación que mis personajes sienten por los azulejos de Ses Balladores.
6º) ¿Qué pretendes con Tres bailadores? ¿Enseñar, entretener o ambas cosas?
En primer lugar escribo para entretener, quiero que el lector se relaje, pase un buen rato y acabe la novela con una sonrisa en los labios. Pero es sabido que en la vida nunca se deja de aprender, así que me gusta introducir elementos que para el lector quizás son desconocidos. En el caso de esta novela pueden resultar novedosas la Tramontana mallorquina y algunas particularidades de la cultura alemana y su idioma.
7º) ¿Cuáles han sido los principales autores que te han servido de inspiración en tu formación como literata?
Desde muy joven he sido una gran consumidora de literatura y soy tan fan de El Quijote como de El Señor de los Anillos, de García Lorca como de García Márquez. Me gustan Saramago, Eco y Coelho, pero también Ismail Kadaré, John Irving y Èric-Emmanuel Schmitt. Si puedo, intento leer a los autores en sus idiomas maternos, pero se ha dado el caso de faltarme un tomo de Tu rostro mañana y leérmelo en alemán, por no poder aguantar hasta tenerlo en español. Una autora alemana que me parece interesante es Birgit Vanderbeke, una española, Almudena Grandes. Eso sí, a la hora de escribir intento que no haya una influencia consciente de ninguno de ellos, procuro expresarme tal y como soy yo misma. En Tres bailadores no ha sido tan fácil, porque he dejado hablar a muchos personajes y cada uno debía expresarse como él mismo, aunque a todos se les note que los he creado yo.
8º) Tu novela se podría decir que tiene un corte costumbrista pero al mismo tiempo es una novela romántica. ¿Cómo te gustaría definir Tres bailadores?
Pues, como en la contraportada de la novela: “Se trata de una historia optimista sobre las relaciones personales e interculturales, en la que la persecución de los sueños desempeña un papel importante”. Creo que es una novela amena sobre situaciones que le pueden ocurrir a cualquiera, se lee fácilmente y deja un buen sabor de boca. No quisiera encasillarla más.
9º) ¿Qué hay después de Tres bailadores? ¿Estás pensando en algún otro proyecto literario?
Antes de Tres bailadores ya había iniciado otro proyecto que por su dificultad y amplitud quedó aparcado al surgir la musa mallorquina. Ahora espero poder retomarlo y sacarlo adelante. No quiero dar detalles de momento, pero habrá más carga histórica y las aventuras interculturales nos trasladarán a otro continente.

Autores

peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online peuterey outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online woolrich outlet online golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose pas cher golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online golden goose outlet online