Francisco Molero: “Lo que expreso en alguno de los poemas puede ser mi deseo de ofrecer a otros la posibilidad de ver la vida de forma diferente y más positiva”

Francisco Molero López nació en Barcelona el 25 de Diciembre del año 1964 hijo de Manuel y María, es el sexto hermano de siete en total, el segundo más pequeño.

Nada más terminar los estudios primarios obligatorios empezó su vida laboral a la temprana edad de trece años, trabajando en diferentes empresas, ejerció de camarero, autónomo, operario, almacenista, torero, soldador, etc., Seguidamente Francisco se dedicó al cuidado de su madre, que padecía la enfermedad de alzhéimer.

En 1988 se casó con Mari Carmen, su esposa actual, tiene dos hijos, uno del 1992 llamado Mario y otro del 2005 llamado Oscar.

En junio del año 2008 fue aquejado de un infarto de miocardio mientras ejercía su trabajo en la empresa en la que se encontraba, seguidamente fue atendido por los servicios sanitarios y está recuperado sin ningún tipo de secuela. Desde entonces su vida fue tomada de forma diferente y no siendo aficionado a la lectura, empezó a leer y a adquirir conocimientos, conocimientos que hasta ese momento simplemente ignoraba, tras el infarto, sus ganas de vivir y entender la vida retomaron un nuevo valor, una visión del mundo diferente a la que entendía y sus ganas por relacionarse con los demás y ejercer actividades de ocio variadas comenzaron; baile, yoga, reiki, tarot, reflexología, masaje y astrología.

Posiblemente esta situación le marcó unas ganas de escribir reflexiones, pensamientos en forma poética, que permitieron dar a la luz el libro “El despertar de un dormido”.

 

1.-Su libro arranca de una experiencia traumática, algo que común en varios libros de poesías: ¿Qué cree que hay en esas experiencias que provoca que incluso gente que antes no s había cercado a la poesía, o a la literatura en general, coja la pluma y comience a escribir?

Es cierto que a raíz de dicha experiencia nada agradable como fue el infarto de miocardio, el sentido que yo le daba o tenía de la vida cambió por completo, no lo sé seguro pero pienso que cuando crees que tu vida ha llegado a su fin, algo en la mente o en el subconsciente o no sé en cual parte de nuestro ser, te hace retomar una nueva visión de todo lo que te rodea, y supongo que si has creído que iban a ser tus últimos instantes siendo lo que eres, padre, hijo, marido etc… pero afortunadamente todo queda en un susto que no llega mas allá y finalmente te recuperas victorioso, esa visión y sentimientos que percibiste cuando creías con firmeza que era el fin de tus días, se queda plasmada en tus pensamientos y de alguna manera te hace actuar  de forma diferente a raíz de dicha experiencia. Cuando alguien coge la pluma y empieza a escribir, en realidad lo que quiere es transmitir al mundo su visión y nueva percepción de la vida, intentando que el exterior se asemeje más a su forma de pensamiento interior, de alguna manera se interesa en transmitir al resto sus sentimientos y su nueva realidad o comprensión, así pues si todos los demás apoyan mis pensamientos y están en completo acuerdo con lo que pienso, digo y hago, se presupone que entonces viviré la vida de forma paradisíaca.

2- Asume y admite en la contraportada que en su caso, anteriormente no había sido un gran lector: ¿Se sumergió en la literatura para preparar este libro? ¿Qué obras leyó?
Decir que nunca he sido un gran lector se queda corto, no he desarrollado nunca mi interés por la lectura así como tampoco he sido nunca un gran estudiante, mi vida como la de casi todos se ha basado en trabajar y conseguir las necesidades de mi familia, esto no deja tiempo para otros conceptos como los espirituales o las cosas que has oído aparentemente paranormales, solo te dedicas a escucharlas y luego generalmente hacemos una burla amistosa a lo escuchado y seguimos con nuestras ideas y nuestro escepticismo. En realidad, de esta manera he crecido hasta que llegó el momento de dejar tanto escepticismo y observar mis propias experiencias que son las que le abren a uno a dejar un hueco para la duda y finalmente se implantan en tu ser de forma radical ya que ahora no son algo que alguien cuenta o dice sino experiencias que vives en tu propia persona. Precisamente este nuevo enfoque es el que te incita a saber qué es lo que sucede y de esta manera te interesas por las respuestas y es entonces cuando llega a ti un libro y te pones a leerlo, al principio te hace gracia verte a ti mismo leyendo pero te das cuenta que te gusta lo que lees y que te aporta información que llena esos vacíos que tienes en tu interior con las respuestas que necesitabas y esto te fascina y de ese libro cierto día coges otro y luego otro. El libro “el despertar de un dormido” ha surgido de forma espontanea, todos y cada uno de los poemas se ha escrito para dejar constancia de una inspiración en un momento dado con una situación concreta y son el reflejo en mi persona de los sentimientos o apreciaciones en momentos de reflexión íntima conmigo mismo, después de eso se ha creído oportuno que más personas las lean y entonces ha aparecido el libro. Nunca tuve la intención de sumergirme en la literatura para escribir posteriormente un libro, pero cierto es que el libro ha aparecido después de haberme sumergido en la literatura. La trilogía de Conversaciones con Dios de Neale Donald Walsch se la recomiendo a todo el mundo que crea que necesita leer algo que llene sus vacíos y le pueda dar respuestas, estos tres libritos han sido en mi caso los que llegaron  a mis manos por primera vez al año aproximadamente después de mi infarto, quedé tan alucinado con la información que aportaban que los he leído repetidas veces. Todos tenemos un gusto diferente en todo en la vida, y creo haber encontrado el mio en cuanto al tipo de lectura, no tengo preferencia por ningún autor concreto, pero sí que busco libros que me aporten conocimiento y enriquezcan mi sabiduría, me encantan los libros que hablen de pensamientos, energías, la vida, Dios, ángeles, la mente, el ser humano, libros que den un enfoque de lo que somos tanto interiormente como exteriormente, he leído algo de Deepak Chopra, Eckhart Tolle, Daniel Reid, Neale Donald Walsch y otros autores que tienen visiones de la vida y del funcionamiento de esta, a mi entender y juicio, algo más elevada que la mía.
3- Hay algo en su libro de comunicación de una doctrina, de un aprendizaje: ¿Nos da miedo morir sin haber legado, al menos, lo que aprendimos?
No creo entender la pregunta, lo siento, pero afinare en mi respuesta. Lo que expreso en alguno de los poemas puede ser mi deseo de ofrecer a otros la posibilidad de ver la vida de forma diferente y más positiva, trato de hacer pensar al lector que nada es para siempre ni la pena ni la alegría, que la vida pasa y nada más. Tenemos la herramienta que decide si queremos verla pasar con angustia o con alegría. Esa herramienta es nuestra mente y solo pueden perturbarla los demás si nosotros se lo permitimos, nadie tiene la fuerza ni el poder de hacer que una situación nos lastime si nosotros no queremos lastimarnos. Es sencillamente cierto que a casi todos en este planeta Tierra nos da miedo morir, y es muy posible que eso sea lo que tenemos que aprender, no tener miedo en absoluto a la muerte de forma consciente. Puede que sea un gran salto que la consciencia de cada uno tenga que dar tarde o temprano. Supongo que cuando esto lo entendamos con claridad, podemos decir tranquilamente que nada ni nadie tiene el poder de hacerme sufrir si yo no se lo permito, incluida la muerte. Mi percepción actual de la vida me dice que si nosotros somos vida, entonces no podemos morir, la vida es vida sencillamente, lo que podemos es experimentar la vida que somos tantas veces como necesitemos y lo hacemos reencarnando de nuevo en otro cuerpo, que lleva consigo la experiencia y el aprendizaje del anterior y así sucesivamente.
4- Al decidir que tenía que escribir, ¿qué le llevó hacia la poesía, en lugar de hacia la prosa, que quizás hubiera sido más fácil de abordar?
Buena pregunta, supongo que la respuesta es que cuando escribes un impulso irrefrenable de información que te llega como inspiración no te pones a pensar que el formato de dicho comunicado tiene el nombre de poesía o prosa, en realidad plasmas en ese instante en ese momento los pensamientos en el papel, luego haces alguna corrección de lo que has tratado de explicar en esa inspiración y finalmente te deleitas a ti mismo escuchándote leerla. Entonces alguien te dice:” que bonita poesía, me gusta”. Me es del todo imposible sentarme delante del ordenador y pensar bueno ahora a escribir una poesía, al igual que escribir poesía relacionada con un tema concreto que se me pida. Tengo mis dudas en cuanto a si lo decide uno mismo o no el escribir un impulso que te llega en un momento dado, es muy posible que se eso escape a nuestra voluntad y que no tengamos el control de ello.
5- ¿Qué te gustaría aportar al lector con esta obra?
Cuando alguien escribe algo, se entiende que dichos pensamientos son escritos para que sean leídos, de lo contrario no tendría sentido, una vez se plasma en papel dejas el reflejo de tu pensamiento íntimo fuera de ti para que le llegue a aquel que lo necesite. En ocasiones una frase que lees en cierto periódico o revista, un enfoque diferente sobre un tema concreto o una visión diferente extraída del comentario de otra persona a la cual no conoces, nos puede ayudar en el vivir de nuestros días, generalmente nos bloqueamos ante situaciones que catalogamos como malas, hacen que nuestro estado de ánimo se vaya por los suelos durante periodos prolongados y creemos que no hay salida ante dicha situación. De alguna manera no nos sentimos cómodos, algo en nosotros quiere cambiar y encontrar nuevamente un equilibrio que nos permita ser mas felices. Si por uno mismo no consigue hallar la armonía y el estado de bienestar, claro esta que tendrá que llegar desde fuera, aquí es donde recibes un mensaje de un amigo o escuchas un comentario casualmente que te ayuda, o lees una poesía que refleja tu situación y  te brinda una perspectiva nueva al bloqueo que hasta ahora tenias impreso en tu interior. Pienso que sería más que suficiente, por mi parte, ser el participe de desbloqueos o percusor de dar nuevas perspectivas a las personas que hayan podido salir beneficiosas por mis escritos. Claro está que El despertar de un dormido no lleva implícita la palabra verdad, mas ésta es sencillamente difícil de encontrar, sin embargo son palabras que en su momento han salido del corazón, y no creo que algo que provenga de la buena voluntad y del amor de un corazón pueda ocasionar discordia, mas bien al contrario te pueden hacer reflexionar y pensar por ti mismo y sacar tus propias conclusiones. El lector escéptico debería dejar de serlo y abrirse a otras posibilidades de entender la vida y, de esta manera, dejar paso a aquello que hasta ahora no conocía. “En este cielo y tierra hay más cosas que las que jamás soñó nuestra filosofía”, creo que es una frase muy común y popular y yo personalmente estoy abierto ha entender que se quería decir con exactitud: una vez abres el abanico de otras posibilidades de existencia, cierras el abanico del escepticismo para poder entender que no sabes ni de la misa  la mitad, solo entonces dejas paso libre al conocimiento.
6- Más allá de la comunicación de este aprendizaje, de esta forma de vida descubierta, ¿seguirás escribiendo?
De momento no he dejado de escribir, en ocasiones nuevas poesías y otras veces simplemente he escrito sobre un tema particular; como dije antes, no puedo empezar un horario de escritura, solo cuando me siento inspirado cojo el lápiz y escribo.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.