Dolores Antonia Gimez Gelardo: “La poesía más que ayudarme a “sobrellevar o superar” algo en mi vida, simplemente siempre ha estado en ella, no solo en los momentos difíciles sino en los felices…”

fichaDAGimenez

1º) Tu poemario Diario de sueños y pesares es tu primera obra publicada. ¿Qué te ha llevado a tomar la decisión de que tus versos vean la luz en este libro?

Realmente no es lo primero mío que se publica, ya que en diversas antologías y revistas hay poesía propia. Este libro nace como un compendio de situaciones, emociones y estares a través del tiempo, siempre he escrito como algo natural, como una forma de reflexión y un modo de ver las cosas.
Diario de sueños y pesares ha sido recitado innumerables veces en petit comité, a veces acompañado de mi fiel piano y otras alternándose con sus notas o las voces de otros poetas. Es precisamente allí done nace el pensamiento de dar a conocer este conjunto de poemas reunidos y que bautizo como Diario de sueños y pesares, ante la insistencia de mis compañeros de letras y músicos, de abrir las mayores puertas al arte, dejándolo fluir libre hasta los confines que elija alcanzar.
2º) ¿Tu poesía es casual o estás realizando algún tipo de aprendizaje o preparación a través de talleres o estudios literarios?

Casual para mi forma de ver el mundo hay pocas cosas; desde muy pequeña me reconozco devorando poemas de Bécquer, Machado, Neruda y Alberti entre otros, más aún, no podría especificar una edad en la que empecé a escribir (no solo poesía), ya que en los finales de curso de EGB normalmente con los compañeros de curso representábamos casi año tras año alguna pequeña obrita, habitualmente cómica, que previamente había escrito.
Actualmente estoy estudiando el grado en Lengua y Literatura Española en la universidad, donde descubrimos entre otras materias de la literatura española, diferentes periodos históricos, sus técnicas y los poetas, dramaturgos y prosistas, que les dieron vida.
3º) ¿Cuál dirías que es el hilo conductor de tu poemario? ¿El amor, la ausencia, el desamor?

El hilo conductor yo diría que es la vida en sí, con sus distintas vertientes a las
que da paso. La ausencia la cito en el poemario en repetidas ocasiones, ya que es algo
constante que nos afecta a todos cada día, seamos conscientes o no y que a veces
no hace referencia a alguien físico si no a un estado, un anhelo o un momento que
hemos vivido o simplemente hemos soñado. En cuanto al desamor no creo en él,
este, solo es una manera terrenal y limitada de ver un eco del amor.
4º) ¿Piensas que la poesía te ha ayudado a sobrellevar o quizás a superar momentos difíciles en tu vida?

La poesía más que ayudarme a “sobrellevar o superar” algo en mi vida, simplemente
siempre ha estado en ella, no solo en los momentos difíciles sino en los felices,
¿y por qué no? en el día a día, es mi mejor manera de comunicación con los demásy también conmigo misma.
5º) ¿Qué importancia le das a la metáfora en tu obra poética?

Mucha, todo es en sí una metáfora.
6º) ¿Crees que existe un estado emocional concreto para escribir poesía?

El ser consciente de estar vivo, de sentir cada respiración y lo mágico que en cada acto cotidiano realizamos nos hace no solo sentir ese estado emocional, sino sentirse uno mismo ese estado de inspiración inagotable.
7º) Diario de sueños y pesares está escrito con un lenguaje sencillo, sin artificios. ¿Es quizás un modo o una estrategia para llegar mejor al posible lector?

A veces con un lenguaje sencillo se transmiten profundos pensamientos, no obstante no siempre mis poemas hablan de lo que a simple vista parece.
8º) ¿Qué autores o qué lecturas te han influido o influyen a la hora de escribir?

La Generación del 27, sin duda, desde que la descubrí me marcó muchísimo:
mi mayor influencia: Pedro Salinas, es mi poeta predilecto, en cada una de sus letras se refleja su genialidad. Toda su obra me gusta, sobretodo:
La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento; siendo este último (Largo
Lamento) el que más hondo cala en mí desde el principio.
Y el poema favorito no podía ser otro, que Eterna presencia, el cual está incluido
en Largo Lamento.

Eterna presencia

No importa que no te tenga,
no importa que no te vea.
Antes te abrazaba,
antes te miraba,
te buscaba toda,
te quería entera.
Hoy ya no les pido,
ni a manos ni ojos,
las últimas pruebas.
Estar a mi lado
te pedía antes;
si, junto a mí, sí,
sí, pero allí fuera.
Y me contentaba
que tus manos
me daban tus manos,
sentir que a mis ojos
les dabas presencia.
Lo que ahora te pido
es más, mucho más,
que beso o mirada:
es que estés más cerca
de mi mismo, dentro.

Como el viento está
invisible, dando
su vida a la vela.
Como está la luz
quieta, fija, inmóvil,
sirviendo de centro
que nunca vacila
al trémulo cuerpo
de llama que tiembla.
Como está la estrella,
presente y segura,
sin voz y sin tacto,
en el pecho abierto,
sereno, del lago.
Lo que yo te pido
es sólo que seas
alma de mi ánima,
sangre de mi sangre
dentro de las venas.
Es que estés en mí
como el corazón
mío que jamás
veré, tocaré,
y cuyos latidos
no se cansan nunca
de darme mi vida
hasta que me muera.
Como el esqueleto,
el secreto hondo
de mi ser, que sólo
me verá la tierra,
pero que en el mundo
es el que se encarga
de llevar mi peso
de carne y de sueño,
de gozo y de pena
misteriosamente
sin que haya unos ojos
que jamás le vean.
Lo que yo te pido
es que la corpórea
pasajera ausencia
no nos sea olvido,
ni fuga, ni falta:
sino que me sea
posesión total
del alma lejana,
eterna presencia.

Otra gran influencia es Miguel Hernández y toda su obra, me llama especialmente la atención El rayo que no cesa, la Elegía a Ramón Sijé, Nanas de la cebolla, Viento del pueblo, etc., Federico García Lorca no solo como poeta sino como dramaturgo, sus obras: Yerma, Bodas de sangre, La casa de Bernarda Alba, también Poesía de juventud, Romancero gitano y varios sonetos, entre otras.
Las Rimas de Bécquer. Quevedo, Garcilaso de la Vega, Luis García Montero,
Aleixandre, Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, etc.
9º) ¿Piensas seguir escribiendo? Háblanos de tus proyectos literarios.
¿Hay otra forma de vida?

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.